Condenaron a 5 años de prisión a un ladrón atrapado por la propia víctima

Se trata de Ivo Portales, quien en la noche del 28 de abril de 2018, acompañado de un cómplice, ingresó a un vehículo estacionado en el barrio Mosconi. El dueño del coche fue amenazado con un cuchillo, pero con la ayuda del empleado de una confitería lo corrieron y lo redujeron hasta la llegada de efectivos policiales.

Por el robo de elementos del interior de un automóvil estacionado en una calle del barrio Mosconi, el lunes se dio a conocer la sentencia en el juicio oral y público que se desarrolló contra Ivo Portales, único imputado en la causa. Siete fueron los testigos que declararon a lo largo de la jornada de debate, incluida la víctima. Al finalizar la jornada, informa el área de prensa del Ministerio Público Fiscal, Portales fue condenado a la pena de cinco años de cumplimiento efectivo y se mantuvo la prisión preventiva que viene cumpliendo desde el momento de su detención.

El juicio fue presidido por el juez penal Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi. Mientras, la defensa del imputado fue ejercida por el abogado particular Francisco Miguel Romero.

El delito se produjo el 28 de abril de 2018, alrededor de las 21:40. Según la imputación de la fiscalía, Ivo Damián Portales, acompañado de un cómplice se introdujo en un vehículo estacionado en la Avenida Del Libertador y Calle 17 de Agosto, en el barrio Mosconi. Robaron documentación, las llaves del automóvil y otros elementos.

La acción fue observada por el dueño del automóvil quien sorprendió a Portales en el interior del vehículo. El damnificado se abalanzó sobre el ladrón, quien comenzó a pedir auxilio. Entonces apareció su cómplice, quien amenazó a la víctima para que soltara a Portales o sino lo “iba a quemar”. Incluso extrajo del lado derecho de su cintura un cuchillo con el que intentó lesionar al dueño del coche.

En ese momento Portales descendió del vehículo e intentó escapar por la Avenida del Libertador, igual que su cómplice.

Un empleado de la Confitería “Ley Seca”, ubicada en calle 17 de Agosto observó lo ocurrió y junto a la víctima iniciaron la persecución de Portales. Lograron darle alcance sobre la avenida del Libertador frente a la mutual del Círculo de Suboficiales de la Fuerza Aérea. Lo redujeron hasta el arribo de personal policial de la Seccional Mosconi, quienes lo trasladaron a la comisaría, que está situada a unos 50 metros de distancia. Pese a la detención del implicado no se lograron recuperar los elementos sustraídos que se los habría llevado el cómplice, aún no identificado.

En su alegato final, a partir de la prueba documental y testimonial ventilada en el debate, Caperochipi solicitó que se declarara a Portales penalmente responsable como autor del delito de “robo agravado por el uso de arma blanca”. Y teniendo en cuenta la gravedad del delito y el peligro procesal de fuga, pidió que se lo condenara a la pena de cinco años de cumplimiento efectivo y que se mantuviera la prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme. El fiscal también se refirió al comportamiento en procesos anteriores de Portales, ya que se le ha dictado la rebeldía en dos oportunidades y registra además una condena de cumplimiento en suspenso.

Mientras tanto, el defensor argumentó que su representado estaba alcoholizado, vio el vehículo abierto e ingresó al mismo para hurtar elementos. Planteó la duda razonable y requirió su absolución. En forma subsidiaria planteó el robo en grado de tentativa. También consistió la prisión preventiva de Portales hasta que el tribunal unipersonal se expidiera en el fallo. Finalmente el juez resolvió condenar al imputado a la pena de cinco años de prisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico