Confusas directivas por testeos en el módulo de Ramón Santos  

A mediados de abril, cuando se implementaron los testeos rápidos de antígenos en el límite interprovincial, donde se encuentra la Comisaria Ramón Santos, cualquier viajero que ingresara a Santa Cruz tenía la posibilidad de acceder a ese control para cumplir con los requisitos exigidos por el Ministerio de Salud de esta provincia, en prevención a la segunda ola del COVID 19.

La misión fue delegada a personal del Hospital Zonal de Caleta Olivia y en principio se anunció oficialmente iba a requerirse el pago de mil pesos a cada persona que fuera hisopada a fin de cubrir gastos por la reposición de insumos.

Con el correr de los días, El Patagónico pudo constatar que algunos podían cubrir el costo a través de sus obras sociales, a las cuales se les transfería la cobertura del servicio.

Tampoco se les cobraba a quienes no podían cubrir el pago como el caso de grupos familiares de bajos recursos económicos. Cuando mucho, se les solicitaba una colaboración monetaria acorde a sus posibilidades.

Paralelamente, a las empresas de colectivos de media y larga distancia, se les fue informando que debían exigir a sus pasajeros que abordaran las unidades munidos de PCR negativo en el caso de los que provenían se sitios alejados y de test rápidos en caso de residir en Comodoro Rivadavia, Rada Tilly o Sarmiento.

Ese requisito sigue siendo “no obligatorio” para residentes en Caleta Olivia u otras localidades santacruceñas, siempre y cuando viajen a localidades de Chubut y retornen el mismo día.

El test tampoco es una exigencia para trabajadores considerados dentro de la categoría “esenciales”, es decir aquellos que por razones laborales se desplazan cotidianamente de una a otra provincia, entendiéndose que poseen protocolos de bioseguridad coordinados por sus empresas.

CONTRADICCIONES

Sin embargo esas disposiciones que parecían claras se fueron tergiversando ya que desde hace pocas semanas solo se practican testeos rápidos a quienes no los poseen y arriban desde provincias alejadas.

Contrariamente, dejó de contemplarse ese servicio a la gente que reside en Comodoro Rivadavia o Rada Tilly, aun cuando esos viajeros tengan la posibilidad de pagar los mil pesos solicitados desde un comienzo de operativo o posean obra social.

El personal policial apostado en la ruta les comunica que si no traen consigo el comprobante de negatividad al virus no pueden ingresar a Santa Cruz y que deben retornar a sus ciudades de residencia por lo cual no pocos tildaron esta nueva disposición como “discriminatoria”.

NO LO SABIA

Ese medio periodístico planteó este martes esa problemática al nuevo director general del Hospital Zonal, dr. Gerardo Romaní, quien en definitiva es el referente directo en esta zona del Ministerio de Salud de la Provincia.

En la informal entrevista quedó de manifiesto que, probablemente por el cúmulo tareas que tiene que atender, no estaba muy compenetrado con la problemática a la que hacemos referencia.

Dijo que solo tenía conocimiento que hubo dificultades con obras sociales que no querían reconocer el costo de los hisopados que se practicaron a sus afilados en los módulos emplazados en Ramón Santos.

No obstante, se comprometió a verificar que es lo que estaba ocurriendo en ese lugar ya que-manifestó-, no hay ninguna reglamentación que margine de realizar testeos en ese lugar a viajeros que provienen de localidades de sur chubutense sin contar con ese requisito para ingresar a Santa Cruz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico