Cuando el sol se oculta, Entre Ríos se viste de carnaval

A lo largo y a lo ancho, la provincia litoraleña exhibe en sus calles y corsódromos lo mejor de esta fiesta de colores, música y sabores que se extiende durante todo febrero. Gualeguaychú y Concordia, grandes anfitriones.

Entre Ríos brilla con carnavales que ofrecen baile y diversión a vecinos y turistas en diversas ciudades, cada una con sus modalidades y tradiciones, que derrochan ritmo, color, estilo y alegría.

Los carnavales entrerrianos manifiestan una gran gama de expresiones de liberación espiritual y corporal a través de la danza, música y teatro, manteniendo las culturas de sus regiones, en uno de los espectáculos más sorprendentes y atractivos con características distintivas.

Además del reconocido Carnaval del País, en Gualeguaychú, Entre Ríos ofrece muchos carnavales, y distintos. En casi todas las localidades se generan corsos barriales, murgas y presentaciones temáticas, donde un gran porcentaje de turistas llega con la familia para disfrutar además, de termas, playas, paisajes y lugares históricos.

INTENSIDAD

El vecino entrerriano acompaña y vive los carnavales con mucha intensidad. En casi todos los destinos hay descuentos en entradas. En algunos casos, el ingreso equivale a alimentos no perecederos para ayudar a distintas instituciones.

CONCORDIA

En Concordia los carnavales “se viven con mucha intensidad, alegría y pasión”, señaló el gobernador provincial, Gustavo Bordet, y destacó que “es una muy buena opción para conocer la provincia y la ciudad”. Esta edición promete una gran cantidad de figuras conocidas del espectáculo, pasistas y batucadas.

En esta ciudad entrerriana, todos esperan la llegada del verano para vivir cada una de las noches del carnaval y disfrutar de la fiesta mayor de las comparsas concordienses en el Corsódromo Municipal Atanasio Bonfiglio, con capacidad para más de 15.000 personas y una pista de desfile que permite cómodamente el despliegue de las agrupaciones que le dan vida a esta fiesta. Música, color, alegría y el ritmo arrollador de las comparsas que compiten. Así son las noches del Carnaval de Concordia, uno de los destinos turísticos más importantes de la región.

Ráfaga, Emperatriz, Imperio y Bella Samba, cada una con más de 200 integrantes, son las agrupaciones que compiten en el corsódromo. Todas tienen historia y trayectoria dentro del carnaval, así como también hinchadas que siguen enfervorizadas cada noche de desfile.

Precisamente, ese fanatismo, ese amor incondicional por la comparsa que cada uno apoya es lo que hace de este carnaval un ámbito donde es imposible no contagiarse del ritmo, la pasión y la alegría.

Y ante la llegada de la fecha, la ciudad se preparó para 5 noches a todo ritmo y color. Esque por estos días hay desfile del Carnaval de los Pequeños Duendes, con entrada libre y gratuita. También Tablado de Carnaval con la presentación de murgas y artistas en una de las plazas principales y un desfile de mascaritas y disfraces por las calles céntricas en lo que se denomina el Carnaval Popular de la Alegría. Y como si esto fuera poco, las cuatro comparsas en competencia tendrán dos noches para lucirse y definir las coronas de 2018.

MARCA PAIS

El Carnaval del País se destaca en Gualeguaychú, a 230 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, con gran vestuario adornado con plumas y disfraces de bichos, luces de colores, buen ritmo, elegancia, estilo, alegría y energía.

Durante enero, la edición 2018, llamada “Ricardo Pereyra”, aglutinó a más de 70.000 espectadores, con las comparsas Ará Yeví y su presentación “Mascarada”; O’Bahía, con “Constructora Emocional”, y Papelitos, con “Carnival Freak Show!, pasen y voten!!”.

Este carnaval comenzó a fines del siglo XIX, por las tardes, ya que la ciudad no contaba con adecuada iluminación, y durante el siglo XX fue transformándose hasta el nuevo formato que se implementó en 1979, y dos años más tarde inició su camino para convertirse en la fiesta a cielo abierto más grande del país y el tercero más concurrido del mundo, detrás de los de Río de Janeiro y Venecia. En números, son más de 10 carrozas con alrededor de 1.000 personas en escena, con atuendos confeccionados con 70 mil plumas y un millón de lentejuelas. Son jornadas empapadas de brillo, alegría, emoción, al ritmo de las comparsas en una pista de 500 metros de largo y 10 de ancho emplazada en un predio de 7,5 hectáreas.

Otros destinos de la tierra verde también hacen honor al carnaval. Uno de ellos es Hasenkamp, a 78 kilómetros de Paraná, que festeja desde hace más de 30 años con lujosos trajes, bandas en vivo y batucadas que llaman la atención de unas 10 mil personas por noche. Entre sus murgas, batucadas y comparsas se destacan Malibú y Marumba, con más de 130 integrantes cada una y gran puesta en escena llena de colores, brillo, mostacillas, piedras, plumas de pavo real y faisanes.

Por su parte, desde 1970 Victoria es considerada la Capital Provincial del Carnaval, con la fiesta más tradicional. Son noches llenas de máscaras, carruajes, escolas, murgas y batucadas.

¿Cuánto cuesta?

Paquete de fin de semana largo (4 noches) con entradas al Corsódromo.

Hotel con desayuno, para dos personas: : $6.800

Cabaña para una familia tipo (dos adultos y dos menores): $8.400

En 4 ruedas a Gualeguaychú
Distancia: 240 km.
Tiempo estimado de viaje: 2:30 hs.
Consumo de nafta: 24 litros.
Costo total aproximado por tramo (con peajes): $850.

A CONCORDIA
Distancia: 439 km
Tiempo estimado de viaje: 4:30 hs.
Consumo de nafta: 44 litros.
Costo total aproximado por tramo (con peajes): $1.450.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico