De procesada a ser designada como conjuez en Madryn

El Superior Tribunal de Justicia designó los conjueces para el próximo año y en Puerto Madryn la responsabilidad de impartir justicia podría recaer en una abogada que hace poco más de tres años fue procesada por un caso de presunta administración fraudulenta, aunque no llegó a juicio ya que la imputación derivó en una suspensión del juicio a prueba y la imposición de tareas comunitarias, que se terminaron de cumplir este año.

 La designación de los jueces de refuerzo se dio a partir del Acuerdo Plenario Nº 4260 del STJ del 23 de diciembre, en el cual los ministros cumplieron con la necesidad de formar las listas de conjueces para las Cámaras de Apelaciones, Cámaras en lo Penal y Juzgados Letrados de las jurisdicciones provinciales.

Si bien el trámite es un formalismo que debe cumplirse todos los años, el dato fue que una de las profesionales del Derecho elegidas como juez de refuerzo para Madryn fue Elvira Estela Reginato, quien hace tres años fuera imputada junto a otra persona como responsables de un hecho de presunta administración fraudulenta en perjuicio de dos menores.

La abogada junto al ex concubino de la madre de las dos menores, Federico Greslebin, fueron acusados por “administración fraudulenta” porque ambos administradores de la sucesión habrían omitido rendir cuentas de bienes y fondos, y además habrían realizado maniobras de disposición falsas y con pruebas inexistentes. También habrían vendido todos los bienes inmuebles y retirado los fondos de la cuenta bancaria abierta en la sucesión, generando un posible un vaciamiento en el patrimonio de las herederas.

En la investigación preliminar que llevó a cabo la fiscalía se analizaron diversos expedientes, de los cuales surgió que los administradores de la sucesión habrían realizado maniobras defraudatorias en perjuicio de las dos menores, “disponiendo y disfrutando los frutos de distintos bienes, así como ocultando la existencia de otros bienes, lesionando con todo ello los intereses de los sucesores”.

El caso tuvo repercusión en la ciudad del Golfo y hacia fines de junio de 2012 el penalista Fabián Gabalachis, quien representaba a la imputada, solicitó que le concedan la “probation”. La justicia avaló la suspensión del juicio a prueba por un plazo de dos años y a pedido de fiscalía impuso de 200 horas de trabajo comunitario.

A principios de este año, desde la oficina de Supervisión y Control del Poder Judicial se confirmó que Reginato había cumplido las tareas comunitarias impuestas en el Hogar “Nuestros Abuelos” de Madryn, desde mediados de septiembre de 2013, hasta los primeros días de febrero de este año.

A fines de marzo de este año y teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, la no reincidencia de la abogada y “teniendo presente el tiempo transcurrido desde que se le otorgara el beneficio de la Suspensión de Juicio a Prueba, y el cumplimiento de las reglas de conducta impuestas”, la justicia declaró extinguida la acción penal respecto del delito de administración fraudulenta en carácter de coautora que se le adjudicaba, y sobreseyó a Reginato.

Ahora la abogada fue designada por el STJ como conjuez para los Juzgados Letrados de la Circunscripción Judicial Madryn, cargos para los que también fueron nombrados Victorio Antonio Fassio, Miguel Angel Barletta, Gabriela Verónica Castañola, Marisa Laura Willatowsky, Olga Gladis Curiqueo y Guillermo Daniel Hansen.

El STJ también designó conjueces para la Cámara de Apelaciones y en lo Penal para Madryn. Los siete abogados de la matricula que tendrán esa responsabilidad serán Eduardo Luis Mendos, Rafael Saliva, Federico Alberto Arnoldi, Gabriela Silvina Galli, Julieta Aurora Sena, Carlos Eduardo Sanz y Leticia Susana Luque.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico