Declaró el testigo que acompañó a los acusados hasta el refugio donde fue asesinado el pescador

En el marco de la tercera jornada de juicio por el homicidio del pescador Gustavo Fozziano, declaró el testigo que acompañó a los acusados desde Caleta Córdova hasta el refugio La Horqueta, donde se produjo el asesinato. De todas maneras dijo que no vio nada, porque si bien estuvo parado en la puerta mientras Fabián Hernández discutía adentro, después de un rato se fue a la camioneta y desde allí escuchó los disparos.

El juicio por el homicidio del pescador Gustavo Fozziano continuó ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia con la toma de declaraciones. En ese marco atestiguó un vecino de Caleta Córdova que en la noche del crimen acompañó a los acusados Fabián Hernández y Nicolás Núñez desde el club de ese barrio, donde participaban de un campeonato de truco, hasta el refugio La Horqueta, ubicado en la zona de Rocas Coloradas.

En ese contexto dijo que mientras estaban en el club escuchó que “El Piji” les comentó a sus tíos, Fabián Hernández y Nicolás Núñez, que había tenido problemas. Luego decidieron ir a ver quién era el que tenía problemas y se dirigieron hacia el lugar y se encontraron con dos personas adentro del rancho.

El testigo dijo que él se quedó en la puerta y Fabián empezó a discutir, luego se dirigió a la camioneta; escuchó gritos y alguien que dijo “que la corten, qué vienen a bardear”. Inmediatamente se escuchó un disparo y luego se subieron al vehículo Nicolás y Fabián y al preguntarles “¿Qué pasó, qué hicieron?”, les respondieron: “nada, nada”. Luego se volvieron a Caleta Córdova y al otro día se enteró por Facebook de lo sucedido.

TESTIGO DE ACTUACION

Otro de los testimonios recibidos ayer fue el de un pescador que aquella madrugada llegó al lugar en los momentos posteriores al homicidio. Le pareció raro ver ropa tirada en el suelo y manchas de sangre. El testigo confirmó que la policía llegó enseguida y que él se convirtió en testigo de actuación.

El Oficial de Servicio que esa noche se encontraba en la Comisaría de Kilómetro 8 también declaró. El testigo recordó que tomó conocimiento a partir de la llamada que recibió desde el Centro de Monitoreo, desde donde le informaron sobre la existencia de un hombre muerto en el interior de un vehículo camino a Rocas Coloradas. Por tal motivo se dirigió al lugar y encontraron a dos personas, un de ellas muy alterada les dijo que su tío estaba muerto y que lo habían matado. Había tratado de trasladarlo hacia el hospital pero la camioneta se le rompió.

El oficial también recordó que llevó a cabo una inspección ocular del rodado y constató el óbito, con personal del Hospital Regional, de una persona con dos heridas en el sector del cuello y un corte en la mejilla.

EL CASO

El homicidio de Gustavo Fozziano se produjo el 22 de abril de 2018, alrededor de las 5, en la zona de pesca ubicada al norte de Caleta Córdova conocida como “La Horqueta”, cercana a Rocas Coloradas.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, a ese lugar arribaron los imputados junto a otras dos personas y comenzaron a agredir a los pescadores que dormían en un refugio construido en un lugar.

Fozziano, junto a un familiar, descansaba en una camioneta y al escuchar el alboroto se levantó e ingresó al refugio, momento en que según la Fiscalía, sin mediar palabras y con claras intenciones de provocar la muerte, Núñez le aplicó una puñalada en el maxilar derecho, tras lo cual le disparó.

Al cabo de uno minutos Fozziano falleció como consecuencia de un “shock hipovolémico irreversible por herida de arma de fuego y arma blanca”. A todo esto, Hernández sacó del lugar a Núñez conduciendo el vehículo con lo cual colaboró con su huida.

El caso fue calificado como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Núñez y de partícipe necesario para Hernández, calificación con la que la causa se elevó a juicio oral y público.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico