Declaró un puestero en el juicio contra Jones Huala

En el primer día del juicio que se le sigue a Facundo Jones Huala en Chile, entregó su testimonio el padre de familia cuya casa y todos sus bienes fueron quemados en el ataque incendiario de 2013. El lonco mapuche es hoy el principal sospechoso de participar del atentado que arrasó con la propiedad ubicada al interior del fundo Pisu Pisué, cerca de Valdivia.

Este martes los magistrados del Tribunal Oral Penal de Valdivia recordaron el pedido de una pena a 15 años de prisión solicitada por el fiscal Sergio Fuentes, 12 años por el incendio del inmueble y 3 años por posesión de un arma de fuego.

El momento más importante de la jornada fue cuando dio su testimonio Alberto Riquelme Paillán, el hombre que vivía junto a los suyos en la casa que presuntamente quemó Jones Huala. “Perdí todas mis cosas, lo que a uno le cuesta tanto tener. Quedé sin trabajo, sin nada, mi vida cambió totalmente", explicó Riquelme.

Riquelme explicó que el ataque ocurrió alrededor de las 23:30 del 9 de enero de 2013. Un grupo de hombres encapuchados llegó hasta su hogar de donde fueron expulsados él y sus familiares. Los desconocidos les quitaron sus celulares, los amenazaron con armas de fuego y posteriormente incendiaron la vivienda con los objetos que había en su interior.

En la jornada la fiscalía mostró pruebas materiales vinculadas al atentado. Entre ellas camperas, mochilas, pasamontañas y armas de fuego. Todos estos elementos se encontraron en la casa de una mujer llamada Millaray Huichalaf, que fue condenada en noviembre de 2014 a 61 días de prisión domiciliaria por encubrimiento. Jones Huala estaba en su propiedad al momento de ser detenido y junto a él ropas y un arma artesanal.

Ante el Tribunal, Fuentes desarrolló la teoría de que Jones Huala fue uno de los participantes del grupo que provocó el incendio. El fiscal adelantó que las pruebas terminarían por convencer a los magistrados de la responsabilidad del lonko. “Lo vamos a demostrar mediante evidencia material,” indicó.

“Ha habido dos juicios por los mismos hechos. Por ello creemos que no existe ninguna razón por la que fuera Facundo Jones Huala el único para el cual las pruebas sí fueran en su contra. Debiera ser absuelto, al igual que todos los demás coimputados”, argumentó por su lado y ante la prensa la defensora del lonko Karina Riquelme.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico