Descargo desde Refugio de Lobos

Vecinos autoconvocados denunciaron a la empresa Refugio de Lobos de actuar fuera de la ley, ya que pese a la resolución del Concejo Deliberante de detener los trabajos, pudo verse esta semana que se incumplía con la norma. Desde la urbanizadora, Luciana Lamoglia dio la versión empresarial.

“Es comprensible que lo primero que surja frente a una urbanización que innova en varios aspectos, sea la desconfianza. En nuestra comunidad hemos tenido malas experiencias y es también por eso que en el desarrollo de Refugio de Lobos no solo se cumplimentan, sino que se exceden los requisitos impuestos por la Ley”, sostuvo la vocera de Refugio de Lobos, Luciana Lamoglia.

Frente a los reclamos –de los que se hicieron eco dos biólogas y una antropóloga de la Universidad que llevaron sus planteos al Concejo-, los referentes de la urbanizadora expresaron su disposición a conversar y revisar en conjunto con los funcionarios el expediente del desarrollo urbanístico. “Esto fue lo que hicimos estas semanas: integrar mesas de trabajo para compartir el proyecto y la documentación que constituye el expediente. El emprendimiento cuenta con la certificación de Factibilidad Final lo que habilita, entre otras cosas, a realizar obras, cesiones y mensuras”, sostiene Lamoglia.

A la vez, aseguran que las medidas de intervención que se están implementando en el predio son las recomendadas por los especialistas que han desarrollado los distintos estudios ambientales en la zona.

“Lo hemos comunicado muchas veces: el área está profundamente impactada por el mal uso; repleto de basura, de vidrio y plásticos, de pañales sucios; de elementos contaminantes que atentan contra la fauna marina y terrestre, que intoxican la tierra y ponen en riesgo a las personas que van a disfrutar de la playa. Hoy lo que se está haciendo es la limpieza y el saneamiento”.

El predio, explican, se encuentra fuera de la zona de amortiguación del Area Natural Protegida Punta Marqués (a 2,8 kilómetros): “300 metros más que la distancia que hay entre la última casa de Rada Tilly y el ANP”, detallan.

Agregan que las máquinas están realizando la mejora del camino público de acceso a la playa, “que es pública y se mantendrá pública siempre. Y no sólo se mejora el acceso, se va a preservar la playa para las generaciones futuras. Si no se interviene hoy, la playa desaparece porque a partir del mal uso y de la proliferación de basurales, la erosión es irreversible, a menos que se invierta en la reconstitución de la duna. Eso es lo que hace Refugio de Lobos, destinando un 60% de la inversión del desarrollo en la restitución de un espacio degradado”, concluyó la vocera.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico