Descubrieron casi 5 kilos de cocaína en una valija abandonada en un colectivo

Personal de la Policía Federal y de la Policía del Chubut realizaron un operativo en conjunto en la terminal de ómnibus de Comodoro Rivadavia, donde al pasar el equipaje de un colectivo por un scanner, descubrieron en una valija un cargamento de 4,8 kilos de cocaína de máxima pureza. No se pudo determinar quién era el pasajero que la transportaba. Se cree que la misma era vigilada de cerca por un "mula" que al ver el operativo policial la abandonó. La droga incautada está valuada en un millón de pesos.

La Policía Federal Argentina, con la colaboración de la Policía del Chubut, desarrolló el miércoles en la terminal de ómnibus de Comodoro Rivadavia un operativo de prevención. Fue en el marco del plan que el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Nación denominó “Terminales seguras”. Como resultado secuestraron casi 5 kilos de cocaína que viajaban ocultos en una valija, en un micro que había partido de Buenos Aires y que tenía como destino Caleta Olivia.

Los investigadores de la Policía Federal comenzaron a identificar, a las 21:30 del miércoles, a todos los pasajeros que viajaban en el micro de la empresa Andesmar y les pedían que pasaran sus equipajes por el scanner. Todos pasaron sus bolsos de mano y valijas, pero para sorpresa de los investigadores federales, en la bodega de la unidad quedó una valija sin que fuera reclamada. Al ser consultados todos los pasajeros nadie dijo ser el poseedor de ese equipaje.

Cuando pasaron la valija por el scanner a cargo de la Policía del Chubut, se observaban cuatro bultos rectangulares. Las sospechas de los investigadores federales, que estuvieron a cargo de Roxana Correa y Daniel Coletti, llevaron a solicitarle al fiscal Norberto Bellver, de la Fiscalía de Primera Instancia, que dispusiera la apertura de la valija sospechosa con testigos de actuación, en la que finalmente se detectaron los 4,8 kilos de cocaína.

En un primer momento se sospechó de una persona extranjera que viajaba en la unidad terrestre, pero no había evidencias para incriminarle que se tratara de una valija de su propiedad.

Al no poder encontrar quien había despachado la valija, no se pudo imputarle a nadie el transporte de la droga.

Fuentes consultadas creen que la valija era seguida de cerca por alguna “mula” que nunca pierde de vista la carga, pero cuando se “complica” la situación con un operativo de la envergadura como el realizado en la noche del miércoles, la abandona.

Desde la Policía Federal destacaron que este tipo de operativos permite sacar de circulación una carga valuada en casi un millón de pesos que durante el fin de semana largo podría haber sido repartida en la región con todas las consecuencias sociales que implica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico