Descubrió que su pareja tenía una hija extramatrimonial y lo mató 

El caso que conmociona a Misiones tiene como protagonista a un productor rural de Colonia Tacuara. Su esposa descubrió una infidelidad y lo mató. Para ocultar el crimen, la mujer dijo que habían sido víctimas de un robo y que su esposo había sido ultimado por un encapuchado.

Misiones no sale de su asombro. Es que el crimen de un productor rural de la localidad de Colonia Tacuara, que en principio estaba relacionado con un robo, tiene como principal sospechosa a su esposa, luego de que su relato tuviera una serie de contradicciones. Según informaron medios nacionales, la relación entre la víctima y la supuesta asesina había sufrido un quiebre cuando la mujer descubrió que el hombre tenía un hijo extramatrimonial con una vecina.

La víctima fue identificada como Mario Miguel Stasiak y la acusada como Lidia Elizabet M. Su detención -ordenada por el juez de Instrucción de Jardín América, Roberto Sena- se dio luego de una serie de contradicciones en su relato ante los detectives que investigan el homicidio y además, de algunos descuidos que la dejaron en evidencia.

Todo ocurrió el viernes 16 de julio, en una casa del Lote 15 de la pequeña población misionera. Cuando llegó la policía, Lidia les dijo que un hombre encapuchado había llegado minutos después de que Stasiak regresara al hogar. En ese momento confió que ella se encontraba en la cocina cuando escuchó los disparos. Aseguró que corrió hacia el patio del frente por temor y que el ladrón se llevó 60.000 pesos que su marido guardaba en una campera, que estaba dentro de un armario.

Sin embargo, los agentes encontraron en una de las habitaciones, completamente desordenadas, la billetera del productor con más de 10.000 pesos en su interior. A partir de ese hallazgo, los investigadores empezaron a dudar de la versión del asalto.

Por otro lado, se detuvieron en la dirección de los tres disparos que recibió el chacarero: de arriba hacia abajo, por lo que creen que estaba sentado cuando fue sorprendido y baleado desde el flanco izquierdo.

Eso no es todo. También se encontraron rastros de pólvora en las manos de la mujer y un revólver calibre .22 escondido en una cocina a leña de la casa. Aunque resta conocer el resultado de las pericias encargadas a la Dirección de Criminalística de la Policía de Misiones para determinar si los proyectiles extraídos del cuerpo de Stasiak se corresponden con el arma hallada, hay indicios firmes para sospechar que fue la utilizada -los agentes notaron que había sido disparada recientemente.

En cuanto al móvil, fueron los propios hijos de la pareja y algunos vecinos los que dieron detalles de que el vínculo no atravesaba un buen momento. ¿El motivo? La mujer había descubierto que su marido tenía una relación con una vecina, con quien además había tenía un hijo recientemente.

El chacarero, que se dedicaba a la venta de frutas y hortalizas en Colonia Alberdi, había asumido su paternidad y asistía económicamente al bebé mientras continuaba la relación con la madre, un acuerdo que Lidia no aceptó.

En este sentido, un peón declaró ante la Policía que el viernes -día en el que ocurrió el crimen- estuvo con Stasiak hasta las 19, cuando el productor lo dejó en su casa. Sin embargo, el hombre asesinado recién llegó a su propiedad cerca de las 22.30. Los investigadores creen que podría haber pasado a visitar a su hijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico