Desde Gendarmería se aseveró: "no detuvimos a nadie, no matamos a nadie"

El segundo jefe del Escuadrón 36 de Esquel de la Gendarmería Nacional, Juan Pablo Escola, aseguró que no se detuvo ni se mató "a nadie" en el operativo que él encabezó el 1 de agosto pasado en la comunidad mapuche Cushamen, en el noroeste de Chubut, donde fue visto por última vez el joven Santiago Maldonado.

"El 1 de agosto no detuvimos a nadie, no matamos a nadie, no estuvimos ni cerca de detener a alguien. Duermo tranquilo; actuamos correctamente", aseguró Juan Pablo Escola, segundo jefe del Escuadrón 36 de Esquel, en declaraciones que publica este domingo el diario Clarín.

Escola afirmó que en ningún momento del operativo los gendarmes estuvieron "a menos de 40 metros" de la comunidad mapuche, que los agentes de esa fuerza de seguridad no llevaban "armas 9 milímetros" y que "ningún arma de guerra fue usada".

El jefe de la fuerza nacional también indicó que "no estaban las condiciones para detener a uno de ellos", al salir al cruce de testigos que dijeron haber visto cuando Maldonado era apresado por gendarmes a la vera del río Chubut.

"No ocurrió; no estaban las condiciones para detener a uno de ellos", afirmó Escola, quien sostuvo que los gendarmes quedaron "a varios metros de la costa del río" y no llegaban a ver dónde se encontraban las personas de la comunidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico