Detuvieron a dos hombres por el asalto a la casa de Pérez Esquivel

Dos hombres de 35 y 36 años fueron detenidos en las últimas horas por el robo en la casa del Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz. Ambos delincuentes tenían antecedentes por delitos.

Dos personas fueron detenidas en las últimas horas por haber sido los delincuentes que ingresaron a la vivienda del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel este jueves por la tarde. Se trata de Sergio Enrique Vázquez de 35 años y Rubén Alberto Curtis de 36.

Ambos delincuentes, argentinos, cuentan con frondosos antecedentes penales y recuperaron la libertad hace pocos meses tras cumplir condenas relacionadas a delitos de robos.

"Estaban bien organizados, no eran principiantes. En el lapso de los últimos 12 meses hemos sufrido el robo de la casa de Miramar y ahora el de la vivienda en San Isidro, no parecen casualidades", contó Pérez Esquivel en declaraciones a los medios.

"Se llevaron condecoraciones internacionales. Tuvieron a mi familia de rehén hasta que yo llegué", dijo Pérez Esquivel en la puerta de su casa.

Según el parte policial, dichas condecoraciones habrían sido secuestradas en el operativo de arresto a los delincuentes. Entre las cosas que se llevaron había joyas, 4.500 dólares, 3.000 euros, 3.000 pesos y celulares.

EL ROBO

El hecho ocurrió este jueves alrededor de las 15, cuando Pérez Esquivel llegó a su casa con su esposa y los asaltantes ya estaban adentro del inmueble. Habían amarrado a su nieto de 18 años a una silla. "Me dijeron 'tenemos a la familia'", y entraron.

"Saquearon todo", relató Pérez Esquivel y contó que en ese momento su esposa y nieto estaban atados. Contó también que les entregó "el dinero que tenía y se llevaron los relojes, celulares, y cosas de oro y plata que eran condecoraciones que pertenecen a los pueblos" que le fueron entregados a él en distintos países y que luego "se fueron y nos dejaron atados".

"Les dije que no se muevan y luego nos desatamos. Llamé al 911 enseguida apareció la policía, llamó el ministro Ritondo y luego vinieron policías de San Isidro", añadió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico