Devolverán 2.600.000 pesos al Banco de Chubut para ser sobreseídos

El contador Osvaldo Luján, expresidente del Banco Chubut; Marcelo Ramírez, exgerente general de la entidad al momento del ilícito investigado, y los empresarios publicitarios Gustavo Valenzuela Linage y Graciela Nélida Adan deberán devolver a la institución 2.600.000 pesos. De esa forma serán sobreseídos por la Justicia en una causa por administración fraudulenta que investiga sobreprecios y contrataciones directas en servicios de publicidad.

Tras un acuerdo entre los imputados y el Banco de Chubut, bajo la aplicación de la figura de reparación, prevista en el Código Procesal Penal de la provincia, cuatro imputados tendrán la oportunidad de pagar 2.600.000 pesos para ser sobreseídos por la Justicia.

Así lo homologó ayer la juez de garantías Mirta Moreno, a cargo de la causa que tiene como acusados al contador Osvaldo Luján, expresidente de la entidad; Marcelo Ramírez, exgerente general del banco; y los empresarios publicitarios Gustavo Valenzuela Linage y Graciela Nélida Adan, quienes son investigados por el delito de administración fraudulenta.

Según se informó, la pesquisa se inició en 2016, luego de una denuncia realizada por el exconcejal de Puerto Madryn Christian Dames (ya fallecido). El expediente investigó los sobreprecios y las contrataciones directas en servicios de publicidad, violando el manual de contratación del banco.

IRREGULARES CONTRATACIONES

Según el dictamen de la acusación, presentado por los fiscales Daniel Báez y Alex Williams ante la jueza Mirta Moreno, muchos de los trabajos que se pidieron no fueron realizados o se subcontrató a otras empresas.

Una de los acuerdos investigados fue el de la firma “Graciela Adan & Asociados” por 1.900.000 pesos, más IVA. Su contratación directa se realizó violando el manual de contrataciones interna del banco ya que por sus características se tenía que realizar un concurso privado y/o público de precios.

Según se supo, la contratación incluso fue observada por la Asesoría Legal del banco, pero de igual manera se efectuó”, indicaron los fiscales.

Uno de los datos que llamó la atención a los fiscales es que Graciela Adam comenzó su facturación al Banco Chubut con la factura 0002 y sólo le prestó servicios a la entidad bancaria. Además, en el marco de la causa, una pericia informática determinó que el Banco Chubut modificó archivos de los discos de computadoras una vez que se conoció información sobre irregularidades y se efectuó la denuncia.

La consultora cordobesa “1810 Comunicaciones S.A.”, también fue investigada por contrataciones directas irregulares. Una de ellas por 360 mil pesos para “la implementación de la Primera Etapa del Programa Comunicación para el Banco del Chubut”, sin que haya antecedentes documentales sobre servicios prestados o sobre cómo se arribó a esa contratación.

La segunda fue por 400 mil pesos para realizar estudios cuantitativos a fin de indagar respecto la imagen de la entidad. Lo que se descubrió es que los estudios fueron realizados por la consultora Delfos S.A., también de Córdoba, tras una subcontratación de “1810 Comunicaciones S.A.” Un dato es que la mitad de las preguntas que se realizaban en dichos estudios no tenían relación con la actividad del banco, sino que eran encuestas de tipo político. Por ejemplo, se preguntaba si creía que una segunda gobernación de Martín Buzzi solucionaría los problemas de los chubutenses.

Por otra parte, el Banco Chubut contrató a “Graciela Adan y Asociados” para realizar un estudio que permita determinar la viabilidad de la creación de una empresa Holding. Esa decisión también recibió observaciones de los síndicos del banco Miguel Ariet, Gustavo Mena y Rodrigo Gaitán, ya que la prestataria no cumplía los requisitos mínimos que la contratación implicaba. No obstante, Ramírez autorizó los pagos.

Ahora los cuatro imputados deberán devolver el dinero a la entidad para que no siga el proceso judicial en su contra. A través de sus abogados defensores, Luján ofreció pagar de contado 250.000 pesos. Mientras que Valenzuela Linage, quien reconoció haber sido “asesor ad honorem” del exgobernador del Chubut Martín Buzzi, se comprometió a depositar 1.000.000 de pesos. Por su parte Ramírez y Adam, devolverán un total de 1.350.000 pesos en partes iguales y en 10 cuotas. Los imputados también deberán abonar las costas del juicio, previsto también en la legislación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico