Diez mil personas rechazaron en Comodoro las reformas que impulsa el presidente Macri

Unas 10.000 personas rechazaron ayer las reformas laboral, previsional y tributaria que impulsa el Gobierno nacional. La manifestación por la San Martín y el regreso por Rivadavia se decidió en el acto que en la plaza de la Escuela 83 organizó el Movimiento Sindical de Trabajadores de la Patagonia, el sector disidente de la conducción de la CGT Saúl Ubaldini. En el palco y en las calles también estuvieron representadas la ATECh, la CTA y otras organizaciones sociales. El intendente Carlos Linares y parte del gabinete municipal participaron del acto y posterior movilización.

Los gremios de Comodoro Rivadavia rechazaron ayer, con contundencia, las reformas laboral, previsional y tributaria que impulsa el gobierno nacional. En la actividad inicialmente convocada por el Movimiento Sindical de Trabajadores de la Patagonia, y a la que finalmente se sumaron otros gremios y fuerzas sociales y gremiales, participaron más de 10.000 personas.

Luego de que las columnas de las distintas organizaciones y gremios bajaran por la Rivadavia y la San Martín hasta la plaza de la escuela 83, a las 11: 30 la multitud se hizo oír a través de las bombas de estruendo y los redoblantes y otros elementos rítmicos con los que se acompañaron los discursos que coincidieron con el rechazo a las propuestas del gobierno de

Mauricio Macri, que impulsa recortes en derechos laborales y una reforma previsional a través de la cual proyecta ahorrar en 2018 unos 10 mil millones de pesos a expensas de los haberes de los jubilados.

En el palco -un semi de camión- se ubicaron todos los dirigentes de los gremios nucleados en el MSTP, el sector disidente a la conducción de Gustavo Fita al frente de la CGT Saúl Ubaldini (la cua como apéndice de la organización nacional ha dado un velado aval a la reforma laboral que se propone precarizar las condiciones de trabajo).

El intendente Carlos Linares, junto con gran parte de su gabinete y otros sindicalistas que no están nucleados ni en el sector ni en la CGT, también subieron al escenario. Así fue como se observó a los dirigentes de ATECh, Daniel Murphy;y a Gladys Díaz de la CTA delos Trabajadores, que incluso hicieron uso de la palabra.

La otra CTA, la autónoma, también estuvo representada a través de un documento que a la convocatoria acercó Eduardo Gómez.

Fernando García, de la Corriente Clasista Combativa, pudo subirse al escenario,del que luego se bajóya que no tuvo oportunidad nide hablar ni de acercar el documentoen el que también serechazaban los proyectos deajuste del gobierno neoliberalde Macri.

LA PULSEADA

El acto, además del rechazo a las propuestas del gobierno nacional, fue también una clara demostración de fuerzas entre el MSTP, que reúne entre otros gremios a la UOCRA, Petroleros,

Camioneros y Bancarios, y la conducción oficial de la CGT Saúl Ubaldini, del viajante y diputado provincial Gustavo Fita, a quien -en los discursos se le dirigieron algunos cuestionamientos.

Luego de la lectura del documento, en el que se denunció que las reformas propuestas no son otra cosa que la continuidad del “ajuste salvaje del gobierno sobre los trabajadores, cada uno de los sindicalistas utilizó algunos minutos para expresar su parecer. En reglas generales, todos coincidieron en rechazar por completo las propuestas gubernamentales y en destacar la necesidad dela unidad en la lucha y en las calles.

Los oradores fueron Daniel Murphy de ATECh; David Klapenbach de Petroleros Jerárquicos; Gladys Díaz de la CTA de los Trabajadores; María Kuhnle, de Aleara; Leandro Moyano de Petroleros; Cipriano Ojeda, de la Asociación Obrera Textil, y Gerardo Coronado de ATE.

El cierre, como era lógico, corrió por parte del titular dela UOCRA y secretario general del MSTP, Raúl Silva, quien insistió en la necesidad de “pelear contra el enemigo externo” que “es el gobierno nacional”, pero también aseguró que había que tener cuidado de los enemigos internos que tenemos”, y allí nombró específicamente al titular dela CGT, Gustavo Fita, a quien recomendó “leer los diarios para darse cuenta de “la cantidad de despidos que tenemos todos los días”.

EN LAS CALLES

En esa parte del discurso, la multitud cantó al ritmo depara el ‘Conejo’ la CGT” y también, en alusión a la conducción cegetista, unió sus voces para reclamar “que no quede ni uno solo”. Posteriormente, ya en las calles, la gente volvió cantar el “vamos a volver, vamos a volver” y “silo tocan al pueblo, va haber quilombo”, más otras duras advertencias al gobierno de Macri.

Luego de los enfáticos discursos la multitud paseó el reclamo por la San Martín hasta Abásolo, para retornar por Rivadavia, y desconcentrarse en la Catedral San Juan Bosco. Tanto en los discursos, como en la calle, quedó claro que la de ayer fue la primera movilización en contra de las reformas ya que los gremios y manifestantes se declararon en alerta y movilización.

Vamos a estar en las calles hasta marzo, que es cuando este gobierno quiere tratar estas reformas en el Congreso, y vamos a frenar este nuevo ajuste sobre el pueblo trabajador, remarcó Silva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico