Docentes universitarios evalúan iniciar un paro por tiempo indeterminado

La Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco adherirá al paro nacional impulsado por CTERA. De ese modo, el miércoles 6 y jueves 7 de marzo no se realizarán labores académicas. El viernes 8 tampoco habrá actividades por el Día Internacional de la Mujer. A la vez, el dictado de clases y toma de exámenes podría verse afectado por tiempo indeterminado a partir del 25 de marzo o del 1 de abril, ya que el 21 de este mes se realizará el Congreso Nacional de CONADU Histórica, donde los gremios docentes de las universidades públicas resolverán si avanzan con esa medida de fuerza en reclamo de la reapertura de la negociación salarial.

Así como en los niveles educativos inicial, primario y secundario el comienzo de clases, programado para el miércoles 6 de marzo, se verá postergado por la adhesión de ATECh (Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut) al paro nacional de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco tampoco tendrá actividades durante la semana que empieza. Es que la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) también decidió adherir al paro impulsado por CTERA. Y el viernes 8 tampoco habrá actividades ya que el personal femenino parará por la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y para que puedan participar de la masiva movilización que se realizará en el Centro de Comodoro Rivadavia.

La falta de acuerdo de la paritaria, que debe cerrarse en abril, más los problemas de financiamiento de las universidades, empujó a los sindicatos de la educación superior nucleados en Confederación Nacional de Docentes Universitarios Histórica (CONADU Histórica) a realizar un plan de lucha. La medida es para repudiar “la política de ajuste que (Mauricio) Macri le aplica a la educación pública, a ciencia y tecnología”.

Asimismo, el plenario de delegados de CONADU Histórica ratificó “el estado de alerta y movilización”, y resolvió proponer “el cese total de actividades a partir del 25 de marzo”. Esta medida será discutida en las asambleas de cada gremio para ser comunicada en el congreso nacional de la CONADU Histórica, que se realizará el jueves 21.

En el último encuentro de CONADU Histórica se consideró “coordinar un plan de lucha nacional para defender nuestros salarios y la universidad pública”, además de reclamar un “inmediato incremento salarial que mantenga el poder adquisitivo, y pase al básico de todas las sumas fijas”. Además, la confederación gremial pidió “aplicación efectiva del Convenio Colectivo de Trabajo y aumento de presupuesto para las universidades nacionales”.

“La situación de la docencia universitaria y preuniversitaria se agrava. La semana pasada el Gobierno nacional volvió a demostrar que las llamadas cláusulas de revisión son una verdadera farsa. Resolvió en forma unilateral pagar un incremento de los salarios de solo un 4 por ciento, ante un desfasaje o pérdida salarial en la docencia universitaria y preuniversitaria frente a la inflación de casi un 20 por ciento anual”, sostiene el documento final difundido.

CONADU Histórica también cuestionó que el Gobierno nacional brindó “una nueva suma fija en negro, con lo cual ya más de la mitad de los incrementos salariales del último año son sumas fijas, con el consiguiente desfinanciamiento de las obras sociales, el sistema jubilatorio y la destrucción en la práctica de la escala salarial docente”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico