Dudas con los retiros voluntarios que se pagarían en dos años

La medida sería efectiva para los trabajadores que tengan como mínimo seis meses en el Estado. El Gobierno provincial abonaría una gratificación única extraordinaria por cada año en 24 cuotas mensuales. ¿Pero la Caja lo podrá financiar?

Una vez que el empleado se retire, no podrá ingresar a la función pública por un periodo de 10 años. Ello expresaría proyecto de retiros voluntarios en la Administración Pública de la provincia del Chubut, que forma parte del Plan de Reestructuración que trataría la Legislatura en sesión extraordinaria prevista para esta semana.

Los agentes de la Administración Pública Provincial Central y Descentralizada, del Poder Legislativo y del Poder Judicial que pertenezcan a la planta permanente y se encuentren en efectivo ejercicio de su cargo al 31 de diciembre de 2019, y que así lo deseen, “dispondrán de un plazo hasta el 31 de marzo del 2020 para solicitar el retiro de la Administración Pública, momento a partir del cual cesará en forma total y definitiva la relación de empleo que lo vincula”.

Al igual que con las jubilaciones anticipadas, el Poder Ejecutivo tendrá la facultad exclusiva de decidir si acepta o no el retiro voluntario del Estado.

El artículo 7 del proyecto de ley clarifica en torno al pago que recibirán los empleados que quieran retirarse voluntariamente del Estado.

Allí se expresa, según El Chubut, que “el agente que se acoja al retiro percibirá una gratificación única extraordinaria, por cada año o fracción no inferior de seis meses de antigüedad de servicios, que se abonará en 24 cuotas mensuales”.

En el articulado relacionado a las disposiciones generales, la propuesta de ajuste del gobernador Mariano Arcioni deja en claro que los empleados que se hubieran beneficiado con la incorporación al régimen de retiros voluntarios “no podrán reingresar a la Administración Pública por un plazo de 10 años desde la fecha de su cese”.

LAS DUDAS

La propuesta de Arcioni que esbozó el ministro de Economía, Oscar Antonena, cuando delinó el ajuste ha generado no pocas dudas.

“El tema de la jubilación anticipada puede llegar a tener un poco más de éxito que lo del retiro voluntario. La gente no se va a querer ir de un lugar donde está cómoda, donde el sector privado realmente está devastado en la provincia del Chubut porque no se ha invertido”, sostuvo el diputado Sebastián López.

En diálogo con FM El Chubut, el representante del PRO se mostró escéptico de que estas medidas incluidas dentro de la reestructuración del Estado, puedan surgir los efectos esperados por el gobierno de Arcioni. “Ojalá que esto sirva como una medida para adelgazar un poco lo que tiene que ver con la masa laboral del Estado, pero realmente no vemos que vaya a tener éxito. Vemos un grado de improvisación muy grande en todo lo que tiene que ver con estas medidas”, acotó.

En su análisis, el diputado de Juntos por el Cambio dejó entrever que esta crisis provincial pone al descubierto la “falta de inversiones” del gobierno de Mariano Arcioni para incentivar la generación de nuevos empleos en el ámbito privado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico