Dujovne abrió el paraguas frente a la promesa de Macri

El ministro de Hacienda afirmó que "forma parte del accionar del Banco Central" la tarea de que el año que viene la inflación baje diez puntos, como prometió el presidente Macri al hablar el miércoles sobre la crisis económica que atraviesa el país. El funcionario también ratificó el camino económico del gobierno y reafirmó que 2019 será otro año de ajuste para cumplir con las exigencias del FMI.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, brindó una conferencia de prensa ayer para anunciar las metas fiscales en curso y las esperadas para los próximos años. “El compromiso es irrenunciable”, aseguró referencia al ajuste de las cuentas públicas y el recorte del gasto que se concentró sobre las bajas en el empleo público y la distribución de subsidios. Sobre la inflación, dijo que la baja de diez puntos que prometió el presidente Mauricio Macri “forma parte del accionar del Banco Central”.

“Por sexto trimestre la Argentina cumple las metas fiscales, las que nos van a conducir al equilibrio fiscal primario en el 2020”, celebró el ministro que pasó a explicar el detalle del ajuste aplicado en los primeros dos años de gobierno. Según Dujovne, la baja del déficit fiscal fue consecuencia de la reducción del gasto. “El esfuerzo lo hemos hecho del lado del gasto”, volvió a remarcar el funcionario.

Dujovne aseguró que el recorte del gasto significó como un viaje “en un túnel del tiempo” ya que han reducido los subsidios y el empleo público a los niveles de los primeros años de la gestión anterior.

“Es cierto que la inflación ha sido más alta de la que esperábamos pero no lo podemos comparar con la del kirchnerismo”, puntualizó el ministro que recurrió al recurso de la pesada herencia incluso dos años más tarde de estar en el gobierno. “Aceptamos que la tasa de inflación de este año fue más alta de la esperada”, volvió a remarcar Dujovne.

El funcionario no explicó cuáles son los planes del Gobierno para bajar diez puntos la inflación como lo anunció el presidente desde la quinta de Olivos. “El cómo es un tema del Banco Central”, se desentendió y remarcó que los servicios públicos seguirán subiendo, pero en menor medida.

Dujovne admitió que la inflación interanual que se ubicó en junio en 29,5 por ciento obliga al Gobierno a dar explicaciones al Fondo Monetario Internacional tras el acuerdo alcanzado con el organismo. El ministro intentó minimizar esa obligación pero confirmó que si el índice está entre 25 y 29 por ciento “no hay que dar ningún tipo de visión” al FMI, pero por encima de ese número “hay que explicar la visión de por qué se cruzó y cómo se va a volver de ahí al centro de la banda”.

Por último, ratificó el camino económico del gobierno y reafirmó que el próximo año será otro año de ajuste para cumplir con las exigencias del FMI, que incluyen un recorte de entre 200 y 300 mil millones de pesos del gasto público. “Pretendemos seguir avanzando con recortes por el lado del gasto”, dijo Dujovne.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico