Echaron a un policía por integrar una banda de estafadores

El decreto de exoneración se publicó la semana pasada en el Boletín Oficial. Se trata del cabo Carlos Feliciano Álvarez. Estuvo involucrado en el caso del "Patrón de la Estafa". Quedó en disponibilidad pero mientras tanto, también había sido detenido en un megaoperativo narco.

Mediante el Decreto N° 05, fechado el 4 de enero, el Gobierno provincial destituyó en grado de exoneración al cabo Carlos Feliciano Álvarez de la Agrupación Comando-Escalafón General de la Policía. Violó el inciso 12 del artículo del Régimen Disciplinario de la fuerza: se considerará falta gravísima “todo acto que afecte gravemente la disciplina, el prestigio o la responsabilidad de la repartición o la dignidad del funcionario”.

“El Cordobés” Álvarez fue uno de los detenidos el 2 de diciembre de 2015 en un allanamiento encabezado por el exjefe de la Policía, Leonardo Bustos, en la Comisaría 2ª de Trelew.

El efectivo integraba una banda dirigida por Carlos Escobar, conocido como “Patrón de la estafa”, que operaba incluso preso en esa dependencia. Según la investigación el grupo cometía defraudaciones con vehículos; contactaba telefónicamente a eventuales clientes a quienes les compraban los vehículos pagándoles con cheques adulterados o robados. Después los revendían en la zona de Bahía Blanca.

Desde la prisión Escobar “hacía las operaciones y había personas que concurrían a efectivizar esas maniobras; entre las que se encontraba este policía. Escobar realizaba contactos telefónicos desde la Comisaría y después otras personas se encargaban de ir a ver a estos clientes para cometer las estafas”, explicó Bustos. Álvarez era “custodio” del cabecilla de la banda y le pasaba los teléfonos celulares para que contactara a eventuales clientes, que el uniformado iba a ver después para cerrar la operación fraudulenta.

El agente le acercaba los diarios a Escobar para que revisara los avisos clasificados con ofertas de venta de autos para así elegir a las víctimas. También le anticipaba la realización de las requisas, para ocultar los celulares.

En esa época se investigaba su participación en dos de las transacciones realizadas en la terminal de ómnibus de Trelew. “El Cordobés” tenía previsto abrirse de la organización y radicarse en su provincia natal, Córdoba, donde “es más fácil que esta zona”. También estaba disconforme con el dinero que le correspondió por una de las transacciones. “Yo no voy a perder el trabajo por 400 pesos”, dijo en una de las llamadas interceptadas.

“Es un delincuente vestido de policía que va a ser inmediatamente expulsado de la fuerza y que participaba activamente de la comisión de los delitos”, decía Bustos. “Es un suboficial con jerarquía de cabo que custodiaba a los detenidos. Es oriundo de Córdoba e ingresó a la fuerza hace pocos años”. Según la crónica de Infofueguina.com, el suboficial estuvo detenido 8 meses y condenado en un juicio abreviado a 3 años en suspenso por su participación en estafa y asociación ilícita. Desde entonces estaba en disponibilidad preventiva. También estuvieron involucrados la dominicana Antonia Alta Gracia Sosa Rojas y Jorge Linares, detenido en Bahía Blanca.

En 2017, Álvarez sería de nuevo uno de los 12 detenidos por el megaoperativo narco “La Reina”. Aquel procedimiento incluyó a Néstor Fabián “Mota” Curiqueo –conocido delincuente del Valle Inferior- y a una traficante dominicana de 23 años. Hubo 17 allanamientos en Tierra del Fuego, Trelew, Rawson y Lago Puelo. Incautaron 10 armas de fuego y cuatro kilos de cocaína y marihuana.

Para la Policía era una banda narco que nunca había dejado de operar pese a los últimos procesos judiciales donde habían sido condenados, pero sin quedar desarticulada, según publicó diario Jornada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico