Ecuador abrió el Mundial con triunfo ante el anfitrión Qatar

Arrancó el Mundial 2022 y por primera vez en la historia el conjunto dueño de casa sufrió una derrota. Fue 2-0 de la 'Tri' con un doblete de Enner Valencia en el estadio Al Bayt por la primera fecha del Grupo A.

La selección ecuatoriana de fútbol tuvo este domingo un debut soñado al ganarle 2-0 a Qatar por el Grupo A con un doblete de Enner Valencia en el primer tiempo y convertirse en el primer equipo en superar a un anfitrión en su debut en un Mundial.

En el partido disputado en el estadio Al Bayt ante 60.000 espectadores luego de la ceremonia inaugural, Ecuador impuso condiciones y tuvo efectividad frente al arco rival para continuar por la buena senda que encontró en las Eliminatorias sudamericanas.

El experimentado Valencia aprovechó un penal que le cometió el arquero Saad Al-Sheeb para convertir a los 16 minutos el primer gol de la competencia con un toque suave junto al poste derecho.

Valencia completó su doblete a los 31 minutos por intermedio de un remate de cabeza junto al segundo palo de la portería, luego de un centro de Angelo Preciado desde el sector derecho.

ecuador1.jpeg

Qatar cometió errores de principiante en funciones defensivas y no tuvo reacción pese al apoyo de su público en su primera participación en un Mundial, con lo cual se llevó la primera derrota para un seleccionado anfitrión en su partido inicial en 22 ediciones.

El árbitro italiano Daniele Orsato anuló a los 2 minutos un gol a Valencia por una mínima posición fuera de juego chequeada a instancias del sistema de video arbitraje (VAR).

Valencia dejó el campo de juego con molestias a los 77’ reemplazado por José Cifuentes, luego de un golpe en la rodilla derecha recibido durante el primer tiempo.

La primera fecha del Grupo A se completará este martes con el partido entre Países Bajos y Senegal.

Ecuador volverá a jugar el viernes frente a Países Bajos, mientras que Qatar enfrentará a Senegal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico