El Concejo aprobó instalar medidores de agua en nuevos proyectos urbanos

La ordenanza aprobada obliga a la instalación de medidores de agua potable en nuevas unidades habitacionales múltiples y en nuevos lotes o fracciones de tierra a urbanizar, públicos, privados o mixtos.

El Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia celebró ayer su segunda sesión ordinaria de septiembre. Fue presidida por el viceintendente Juan Pablo Luque y contó con la presencia de diez concejales y la ausencia justificada de Norma Contreras (Integración Chubut Somos Todos). Entre los temas más importantes, se aprobó un proyecto de ordenanza del concejal Nicolás Caridi (PJ) sobre el cuidado del recurso hídrico.

Se trata de una ordenanza que estipula la instalación de medidores domiciliarios en los nuevos emprendimientos urbanísticos, ya sean públicos o privados. El texto exige la obligatoriedad para que todo nuevo lote cuente con medidores individuales o domiciliarios de consumo de agua potable. Dicha obligación recaerá en toda nueva construcción para uso residencial, comercial y/o industrial.

De esta manera, para los nuevos emprendimientos será el consumo expresado en metros cúbicos la unidad de medida a la que se aplicará el cuadro tarifario vigente.

Otro punto importante del proyecto, expresa que el Poder Ejecutivo Municipal, junto con la concesionaria del servicio de agua y claocas (es decir la Sociedad Cooperativa Popular Limitada), y el Ente de Control de los Servicios Públicos, elaborará un Programa Municipal de aprovechamiento eficiente del agua para toda la ciudad, que contemple la macro y micro medición del recurso, junto con un programa de reuso de aguas tratadas.

En sus argumentos, el concejal Caridi explicó: “hay que cuidar este recurso tan escaso, con el que no contamos en forma abundante en la ciudad. Creo que este proyecto que comienza con los emprendimiento a futuro tienen que ver con tomar conciencia de la problemática del agua y ocuparse”.

Minuto de silencio por las docentes fallecidas

Antes de la hora de preferencia, se efectuó un minuto de silencio en memoria de Jorgelina Ruiz Díaz y Cristina Aguilar, las docentes fallecidas en un accidente registrado la noche del martes 17 de septiembre sobre la ruta Nacional 3, cuando volvían de una movilización desarrollada en Rawson por el reclamo de sus salarios.

Los concejales enviaron sus condolencias y respetos a las familias de las docentes y ciudadanas de Comodoro Rivadavia y volvieron a expresarse sobre la grave situación provincial.

En este marco, el presidente del bloque Cambiemos, Pablo Martínez, cuestionó: “hoy la provincia no funciona. Veo que lejos de tomar decisiones, esperan que el espectador lo resuelva. No tenemos actividad escolar desde hace varios meses. Ni hablar del ámbito de la salud, cuyos representantes fueron recibidos en el Concejo. En el ámbito de la seguridad, ni qué decirlo, con todo lo que se compromete el municipio acompañando a la policía con insumos necesarios para poder funcionar. Esto es estructural, no alcanza solo con estar al día con el sueldo, sino lo que implica contar con los servicios en la ciudad”.

Para sentenciar su fuerte crítica, Martínez sintetizó que “está todo parado” y que “es el momento que el señor gobernador se ponga al frente de la situación para resolverla, no para dilatarla en el tiempo. Lo que hace cada intendente en su localidad es impresionante. No hay horizonte para las familias de los empleados provinciales. Ya no alcanzo con armar mesas de concertación, tiene que tomar decisiones políticas el gobernador”.

Mientras, Mario Soto (PJ) también se refirió a la crisis provincial pero también advirtió de la función del Gobierno nacional como salvataje. “Queremos ayuda sin condicionamientos, porque en el sur y en la meseta sabemos muy bien cuáles son esos condicionamientos”, indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico