El Concejo volverá a analizar tarifas tras el veto de Nación

Pese a que se volvió a plantear la necesidad de tener más información sobre la estructura de costos, concejales de los diferentes bloques se mostraron dispuestos a analizar en la próxima sesión el pedido de aumento de la tarifa eléctrica solicitado en febrero por la SCPL y que por Carta Orgánica debe pasar por el Concejo Deliberante. Esto teniendo en cuenta que el Gobierno nacional vetó la ley antitarifazos aprobada por el Congreso y que la distribuidora CAMMESA está aplicando a la cooperativa comodorense los aumentos fijados en el precio de provisión de energía eléctrica.

El aumento del Gobierno nacional sobre la tarifa eléctrica aún no tuvo aplicación en Comodoro Rivadavia porque el Concejo Deliberante había dilatado su tratamiento, al entender que era necesario tener más información sobre la estructura de costos local. Sin embargo, el veto de Nación a la ley aprobada por el Congreso que determinaba retrotraer los aumentos de tarifas de servicios públicos al 31 de diciembre último, obliga a una nueva discusión para evitar el desequilibrio económico de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, más aún teniendo en cuenta el anticipo de un nuevo incremento tarifario que el Gobierno nacional anunció para la segunda etapa del año.

Con una sesión presidida por el presidente provisorio, Maximiliano Sampaoli, la Hora de Preferencia estuvo marcada por un tema que se volvió a colocar en agenda para las próximas semanas: el tratamiento del incremento de las tarifas de los servicios públicos, que se viene solicitando desde hace siete meses. Pese a que los incrementos ya fueron aplicados por el Gobierno nacional en el mercado de generación eléctrica y se hicieron visibles desde enero en las facturas para la compra de energía que recibe la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, desde el Concejo Deliberante se había decidido no aprobar los aumentos momentáneamente.

La falta de datos concretos en relación a la estructura de costos de la SCPL, necesaria para definir una tarifa local y su forma de implementación, llevaron a dilatar el tratamiento y en cambio se decidió solicitar una auditoría financiera a la cooperativa, que está llevando adelante el Tribunal de Cuentas Municipal. Sin embargo, el fracaso del intento de legisladores nacionales con su propuesta de retrotraer los aumentos que fue vetada por el Gobierno de Mauricio Macri, plantea la necesidad de revisar el proceso. Sin descuidar el objetivo de la auditoría solicitada, los bloques asumirían la responsabilidad de analizar el pedido de aumento solicitado en febrero, que por Carta Orgánica debe pasar por el Concejo Deliberante, pese a que son incrementos ya impuestos desde otro ámbito (Gobierno nacional).

En este contexto, desde los distintos bloques anticiparon un tratamiento del tema en comisión de cara a la próxima sesión. El primero en tomar la palabra fue el presidente del bloque PJ, Guillermo Almirón, quien recordó la discusión en el Congreso por la ley que retrotraía el aumento de tarifas y que finalmente fue vetada por el Gobierno Nacional. “Los servicios públicos son un tema que están en debate desde hace dos años y es un problema estructural. Nación ya definió el aumento y lo reafirmó con el veto. Nosotros tuvimos una amplia discusión sobre qué hacer con ese tema, porque parece que fuera un antojo local avanzar con esos temas. Pero somos respetuosos del plano legislativo nacional. Y el ejecutivo nacional vetó la ley propuesta, por lo cual sigue en pie las tarifas”, expuso.

El edil recordó: “arranamos este año legislativo con algo que es muy difícil, porque cada vez se dificulta más afrontar estas tarifas. Las paritarias están homologadas. Eso no se puede discutir. Tampoco las tarifas que ya bajó Cammesa (la distribuidora mayorista eléctrica) a la SCPL. Además hay un cronograma de aumento de servicios públicos hacia adelante, no solo este que aún nosotros no resolvimos. La recomposición es una realidad. El tema es el gradualismo. Cada vez la canasta básica le come una proporción mucho mayor de sus ingresos a la gente y la preocupación es ese impacto”.

Desde otros bloques también coincidieron en poner en relieve nuevamente la discusión por las tarifas, para evitar un perjuicio mayor a la SCPL. Tal fue el caso del concejal del unibloque Chubut Somos Todos, Ricardo Gaitán, quien expresó su preocupación por la situación de la institución (resaltando esta palabra) de la Cooperativa. “A nadie escapa la solicitud que ingresó en febrero de aumento de un 34%. A partir de allí se analizó mucho y se decidió la auditoria. Pero en el medio tenemos la suba permanente de tarifas del Gobierno Nacional con el veto más rápido de la historia del país que convalidó los aumentos ya efectuados y los que se vienen, porque ya fueron anunciados para julio”, indicó.

En tanto, desde el bloque Cambiemos, José Gaspar reconoció: “hace siete meses se está trabajando el tema y hay que tomar definiciones. Tenemos la mayoría de los informes del Ente de Control. Tomemos el compromiso para que en la próxima sesión se trata, y ver si se dará el aumento o no y cuál será el escalonamiento”.

El edil del bloque Cambiemos pero con origen radical, advirtió: “todos saben que yo tengo mis diferencias de cómo se han aplicado los aumentos a nivel nacional y siempre he tenido una posición en defensa de a quienes represento. Pero también debo ser responsable y no demagógico. El gobierno nacional está reduciendo los subsidios para poder equilibrar sus cuentas. Los subsidios generalizados no son justos, deben ser solidarios y que le lleguen a los que menos tienen. Pero sigo sosteniendo que tendría que haber sido gradual el aumento, como lo pensamos acá. De este Concejo siempre salen en varias etapas los aumentos. Asumamos el compromiso de que en la próxima sesión definamos lo de la energía eléctrica por lo menos. Pero también debemos bregar por un mejor servicio: en esta provincia hay pueblo que a las 19 horas no tienen más luz”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico