El corte de agua se extiende a causa de nuevas roturas

El corte de agua potable, que comenzó el 31 de diciembre, se extenderá por tiempo indeterminado, a pesar de que en algunos barrios el servicio se habilitó en forma parcial. Dos nuevas roturas, detectadas en el proceso de rellenado entre Cerro Negro y Valle Hermoso, motivaron que el suministro no pudiera restablecerse en su plenitud ayer, como inicialmente estaba previsto por la SCPL. También se registraron nuevas averías en el acueducto Arenal-Ciudadela y el agua volvió a inundar las calles. A raíz de la contingencia, se habilitaron los cargaderos para camionetas con tanques cisterna.

Dos nuevas roturas en el acueducto, en el sector Cerro Negro y Valle Hermoso, impidieron que el servicio de agua potable, que está cortado desde el 31 de diciembre, pudiera normalizarse ayer, como inicialmente estimaba la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL).

Las nuevas averías se detectaron en la noche del miércoles, cuando ya estaba todo listo para comenzar el proceso de rellenado de tanques, el paso previo a la habilitación y puesta en marcha del acueducto.

CARGADEROS HABILITADOS

Ante los nuevos inconvenientes, y mientras se comenzaba a trabajar ayer en las reparaciones, la propia SCPL no pudo precisar cuándo estimaba que iba a poder normalizarse el servicio. Por esa razón, como sucedió durante el temporal y en otros cortes prolongados, se habilitaron los cargaderos de agua.

A partir de las 14 se abrieron los cargaderos ubicados en el barrio Ciudadela, en el cruce de las rutas 39 y 3, donde está ubicada la caseta azul. Solo podrán ingresar camionetas.

También se habilitaron los tres de la planta Santa Lucía, ubicada entre el Club Santa Lucía y el Jardín Juana Manso en Kilómetro 3, dos para vehículos de menor porte y uno para camiones.

El cargadero de 3 y 39 funcionará las 24 horas y los de Santa Lucía hasta las 21.

ANEGAMIENTO EN CASTELLI

A las roturas en Cerro Negro y Valle Hermoso, ayer se sumó la que se produjo en el acueducto Arenal-Ciudadela, en inmediaciones del barrio Castelli, cuyas calles volvieron a quedar anegadas ante la abrupta salida de agua de los caños.

Mientras ayer mismo se trabajaba en las reparaciones y se evaluaba el cambio total de cañería, se decidió que el suministro de agua a la zona norte se brinde de manera parcial y por sectores desde el acuífero de Manantiales Behr, hasta tanto finalicen las tareas de reparación.

El problema que se presentó en este tramo del acueducto Cerro Arenal-Ciudadela es el segundo que se registra en la semana, ya que anteriormente por la misma razón se inundaron tres viviendas del barrio Castelli, que también está sin suministro desde el 31 de diciembre.

Pasadas las 22.30 del miércoles, de manera imprevista, el agua comenzó a ganar las calles del barrio Castelli, generando la preocupación de los vecinos, que inmediatamente llamaron a la cooperativa para que se frene no solo el derrame de agua sino también el nuevo peligro sobre sus viviendas.

Ayer a la mañana, con el gerente de Saneamiento, Adolfo Carrizo, a la cabeza, una nueva cuadrilla de la cooperativa concurrió al lugar, donde escuchó la queja de los afectados, que recibieron las explicaciones técnicas del caso, que básicamente pasaron por el material de los caños y las dificultades en las que quedó el terreno tras el temporal.

Más allá de reparar el sector afectado, en la SCPL ayer se seguía analizando la posibilidad de realizar un cambio total de la cañería, con ductos de otro material más resistente, para evitar que el problema vuelva a surgir en poco tiempo, como sucedió esta semana.

El acueducto Arenal-Ciudadela alimenta a gran parte de la zona norte, entre ellos: Güemes, Bella Vista Norte, Ciudadela, Próspero Palazzo, Km 8, Km 12, Km 14, Km 17 y Km 5.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico