El dólar le dio un leve respiro al gobierno de Macri

Luego de la fuerte escalada del lunes, cuando cerró a $30,68, y en medio de nuevos vencimientos de Lebac, en la apertura de ayer el dólar minorista bajó 30 centavos y cerró a $30,38, según el promedio del Banco Central.

Si bien en el arranque de la jornada había tenido una baja más pronunciada (llegó a cotizar por debajo de los $30), con el correr de la ronda recortó esa pérdida.

El lunes, el dólar minorista tocó un nuevo techo y cerró a $ 30,68, con el Riesgo País en 746 puntos, un récord para la era Macri. El día arrancó con la reunión entre Roberto Cardarelli, el líder de la misión del FMI que vino a Buenos Aires a monitorear el cumplimiento de las metas establecidas en el acuerdo stand by por US$ 50.000 millones, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Luego de este encuentro, el funcionario italiano visitó al presidente del Banco Central, Luis Caputo. Al término de estas reuniones el Gobierno anunció a través de una serie de comunicados la nueva estrategia monetaria.

Por un lado, el Ministerio de Hacienda anunció que suspenderá la licitación diaria de dólares que venía realizando desde hace dos meses. Según se explicó, el motivo es que ya consiguió los pesos faltantes para cubrir las necesidades de los próximos meses.

Por otro lado, el Central informó que acelerará el fin de las Lebac. Estas -que se usaban para sacar pesos del mercado y evitar que se fueran al dólar- habían generado un stock de $ 1 billón y llevaba al Central a fijar tasas altas para renovarlas. De ese total, la mitad está en poder de los bancos y el resto en manos de inversores institucionales y minoristas.

Sobre el vencimiento de ayer de $ 528.000 millones en Lebac, el Central anunció que sólo licitará $ 230.000 millones de los $ 330.000 millones que tienen en sus manos los inversores no financieros. A los bancos se les ofrecerán otros papeles -Leliq y Nobac- que pasarán a ser a partir de ahora el principal instrumento de esterilización de pesos.

Además, los bancos no podrán venderles sus tenencias de Lebac a entidades no bancarias. Según explicó más tarde Caputo, la idea es ir bajando el monto de la licitación mes a mes hasta que a fin de año las Lebac desaparezcan.

Como una medida complementaria para resolver la bomba de las Lebac, ayer salieron a subastar de contado US$ 500 millones para absorber así los pesos que queden fuera de las Lebac. Pero además el Central subió la tasa de referencia del 40 al 45% y anunció que la mantendrá en ese nivel al menos hasta octubre, dejando claro que priorizará la lucha contra la inflación antes que la reactivación de la actividad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico