El dolor, la responsabilidad y la necesidad de acción

La muerte del gran conductor que tuvo Chubut reactivo a su gabinete. Arcioni tomó las riendas con firmeza y aclaró cuál era su deber primero. ¿Reclamará Jerónimo Garcia su antiguo puesto en el B loque de Chubut Somos Todos? Un exministro con otras preocupaciones.

A contramano

El impacto que provocó el fallecimiento del gobernador Mario Das Neves traspasó los límites de la provincia de Chubut. La congoja llegó tanto a la clase política como a la ciudadanía en general. Atrás quedó, para la totalidad de los políticos, las diferencias que alguna vez tuvieron con él, sobre todo en sus primeros mandatos, en la década pasada. Como corresponde en estos casos, no solo se dispuso el duelo administrativo en la provincia sino en cada uno de los municipios.

La excepción fue Rada Tilly, donde no se sabe si el intendente de la Alianza Cambiemos, Luis Juncos, sopesó la alternativa de imponer el feriado y se negó a sugerencias, o directamente siguió con su línea de acción que es separarse de los asuetos que, en casos como este, se disponen o se adhieren desde Provincia y/o Comodoro Rivadavia.

El miércoles, en consecuencia y pese a las declaraciones de sentido pésame y acompañamiento a la familia, en Rada Tilly se trabajó como todos los días.

Sin dudarlo

Pese a las dudas que se habían instalado, básicamente provenientes o sustentadas dentro del propio dasnevismo, Mariano Arcioni siempre tuvo claro –desde primer momento- que debía completar el mandato porque no solo lo obligaba a ello la Constitución que juró en diciembre de 2015, sino que también se lo imponía la responsabilidad ciudadana.

De todos modos y porque personalmente estaba afectado por la muerte de su “maestro político”, por respeto a la familia del gobernador y porque realmente necesitaba analizar algunos movimientos internos, Arcioni dijo el miércoles, en las escuetas declaraciones que hizo sobre el particular, que se iba a tomar algunas horas para decidir su situación, ya que en las últimas elecciones legislativas fue electo diputado nacional. En esas respuestas que hizo a los periodistas que lo consultaron, llegó a decir que recién el lunes, “luego del duelo”, se iba a conocer su determinación en una futura reunión de gabinete.

Pese a que tenía la decisión tomada, Arcioni necesitaba recibir algunas señales, tanto del frente interno como del nacional. Desde Nación, con la cautela que el caso requiere, se le hizo saber que, dentro de lo que es posible y necesario, el gobierno de Macri seguiría asistiendo financieramente a la provincia. En el plano interno -el más importante- el gobernador comenzó a recibir las renuncias de algunos de los ministros de Das Neves.

Con estos datos, y los apoyos públicos del resto de la clase política que lo impulsaba a cumplir su mandato como él entendía, decidió adelantar para el viernes la anunciada reunión de gabinete del lunes, donde ratificó a todos los colaboradores de Das Neves, menos a Jerónimo García que fue el primero en presentar su renuncia como ministro Coordinador.

Otra vez diputado

La renuncia de Jerónimo García fue aceptada, según se explicó oficialmente, por la necesidad que tiene el gobernador de volver a contar con un diputado más en la Legislatura, sobre todo con la muñeca política con la que cuenta quien vuelve a su banca. Además de esa explicación formal, con esta determinación Arcioni terminaba de desactivar la usina de rumores, sustentada en determinaciones que se fueron tomando dentro de la Legislatura desde el año pasado para que García fuera elegido para continuar -según se hubieran dado los hechos- como gobernador luego del 11 de diciembre.

Con estas movidas habrá otro problema en el bloque de diputados de Chubut Somos Todos, ya que cuando pidió licencia Jerónimo era el jefe de la bancada, un cargo que ocupaba desde su anterior mandato (2011-15). En los últimos 45 días ese puesto quedó para Roddy Ingram, quien no debutó de la mejor forma. Aún se recuerda su apuro por ver el partido de River con Jorge Wilstermannt el 21 de septiembre cuando al irse le dejó abierta la puerta al Frente Para la Victoria para que sancionara una ley que ponía en apuros a las finanzas provinciales.

El elegido

Mariano Arcioni ya tiene al elegido para que sea su jefe de ministros pero decidió tomarse hasta hoy, “a más tardar”, para dar a conocer su nombre. La razón de la demora no tendría que ver con alguna duda personal, sino con que el elegido antes de decir mudarse a Rawson debería “negociar” familiarmente posponer algunos planes.

Rumores y presiones

Nadie puede desconocer a esta altura que a partir de las situaciones complejas de salud que Mario Das Neves fue afrontando en el último año, Mariano Arcioni fue haciéndose a la idea de que en algún momento podía llegar a suceder lo que finalmente pasó.

Por eso puede considerarse lógico que fuera conformando un eventual equipo de trabajo para que lo tomara desprevenido lo que lamentablemente terminó ocurriendo. Ahora, con el fallecimiento del gobernador, la conjugación de verbo dejó de ser futuro y se transformó en presente.

En consecuencia, Arcioni tiene algunos nombres para ir sumando al nuevo equipo de gobierno, algunos como ministros y otros en las segundas líneas que, parece, ya entendió que tienen su rango de importancia porque son las que pueden evitar algunas trabas burocráticas que en Rawson siempre pueden frenar o complicar determinaciones.

Con la intención de evitar las especulaciones, en su primera conferencia de prensa como gobernador, Arcioni no sólo ratificó al gabinete y cuestionó las operaciones político-periodísticas que se desataron, sino que también ratificó que continuará “con el modelo y el proyecto de Mario Das Neves”, con lo que dejó tranquilos a muchos y puso nerviosos a unos pocos.

Hombre preocupado

Norberto Gustavo Yauhar anda preocupado y no precisamente por los cambios que se producen en Fontana 50. Es que exministro de Agricultura y Ganadería fue uno de los asesores del Ministerio de Planificación Federal que condujo Julio de Vido. Había llegado allí de la mano del hoy detenido Roberto Baratta. Fue luego de perder por escándalo las elecciones legislativas de 2013 con Mario Das Neves, razón por la cual la presidente Cristina Kirchner le pidió la renuncia. Como Yauhar es un hombre al que no le gusta estar en su casa o limitarse a llevar a sus hijos a la escuela (como dijo que haría cuando dejó el Ministerio Coordinador de Das Neves en 2008), había encontrado allí una ocupación, hasta que asumió Macri y entonces debió buscar nuevos horizontes. Fue así como recaló en Hidroeléctrica Futaleufú, como director, hasta el 7 de abril de 2016 cuando se mostró junto a Carlos Linares en los alrededores de Comodoro Py, en un acto de apoyo a Cristina. Eyectado otra vez del Gobierno provincial, hoy se desempeña como asesor de la intendente de Rawson, Rossana Artero. Claro que a él le gustaría volver a estar en un cargo de mayor influencia. Y todavía parece contar con correveidiles que así lo hacen saber.

La reestructuración

En primera instancia, para que los cambios no sean bruscos, Arcioni decidió sólo aceptar la renuncia de Jerónimo García, al que elogió públicamente y a quien dijo “necesitar en Legislatura para que, con su impronta, defienda las reformas que tendremos que impulsar”. Si bien todavía no se conoce cuáles serán las reformas que impulsará, ya que las mismas se definirán en función de los informes que esta semana entreguen cada uno de los ministerios, en el entorno del gobernador se habla de que Arcioni decidió no perder un minuto y avanzar en firme en una fuerte restricción de gastos, para lo cual ya le dio toda su confianza al ministro de Economía, Pablo Oca, quien últimamente no se llevaba bien con algunos influyentes que ahora empiezan a perder peso (político).

Es que la Provincia está en un momento financiero y económico muy crítico y las pruebas saltan a la vista. Es por eso que si bien los proyectos se definirán en las próximas horas, algunos adelantan que Arcioni, entre otras cosas, impulsará la reducción del número de ministerios y que el recorte sería tan “ambicioso” que pasaría de los 11 actuales a solo 4, como en los albores de la transición democrática.

Sin tiempos

Esta semana, además de tal vez enviar ya algún proyecto de reestructuración a la Legislatura, el gobernador Mariano Arcioni buscará reunirse con los principales intendentes de la provincia.

En ese encuentro, en el que en realidad se buscará sentar a todos los jefes comunales, el ex titular de la Legislatura impulsará un gran acuerdo de gobernabilidad en el que pedirá el acompañamiento firme de cada uno de los intendentes que, por otra parte, son conscientes, como sucede con Carlos Linares en Comodoro, de las dificultades económicas y políticas que tiene la provincia.

En este contexto, Arcioni se propuso contar con el respaldo interno de los intendentes Adrián Maderna de Trelew y Ricardo Sastre de Puerto Madryn, que nunca ocultaron sus deseos de ser candidatos a gobernador en 2019, a quienes les podría pedir que posterguen en la medida de lo posible todo aquello que pueda ser visto como acto de campaña.

Arcioni también necesita desde el Frente para la Victoria, más allá de que el jefe comunal de Comodoro quedó herido electoralmente para 2019 luego de las elecciones del 22 de octubre, que se colabore con esta tarea de reordenamiento provincial para que los cambios puedan producirse sin alterar las relaciones institucionales y el cumplimiento de los servicios por parte de provincia.

A todo esto, Linares ya advirtió que “Arcioni no va a tener el tiempo que se le daba a Das Neves”, mientras recordó que mañana podría haber en Comodoro un nuevo paro en el transporte público de pasajeros ya que si los choferes no cobran, la empresa Patagonia volverá a echarle la culpa a la deuda de Provincia por el Transporte Educativo Gratuito (TEG).

Nada de estrategia

Luego de la primera reunión de gabinete, Arcioni dio su primera conferencia de prensa en la que ratificó al gabinete, a excepción de García, el proyecto político de Mario Das Neves y su continuidad en el gobierno hasta diciembre de 2019.

En ese marco, un cronista excesivamente elogioso de las estrategias políticas que desplegaba Das Neves, le preguntó si lo sucedido no era “tal vez la última gran estrategia del gobernador, ya que lo dejó a usted ratificado por 104.000 votos, y a Rosa Muñoz como diputada nacional”.

Arcioni, sin perder su serenidad pero sí su sonrisa, se tomó un segundo para dejar en claro que no hubo ninguna estrategia, ya que “mi candidatura nunca fue testimonial. Se presentó una situación extraordinaria y ahora, en base a la Constitución y responsabilidad, debo completar el mandato”. Así de simple.

El Ente

Tras la suspensión por duelo de la sesión prevista para el jueves, el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia volverá a sesionar mañana. En la reunión legislativa, donde seguramente se escucharán homenajes y reconocimientos al gobernador Mario Das Neves, también podría producirse un debate más que interesante sobre lo ocurrido en la sesión del 17 de octubre, en la que se aprobó una ordenanza que modificó las responsabilidades y alcance del Ente de Control.

Lo que no se sabe es si este tema, que fue puesto en consideración pública por la concejal Norma Contreras de Chubut Somos Todos, se dará en forma de debate o de reconsideración, ya que el Ejecutivo decidió vetar, al menos parcialmente, la ordenanza.

En función de los tiempos el veto podría resolverse hoy, por lo que la discusión al Concejo ya llegará con una definición del Ejecutivo. De todos modos, en el parlamento municipal hay cosas que aclarar y otras que quedaron en evidencia, entre ellas que hay concejales que, luego de votar, dicen que no sabían lo que votaban.

A destiempo

El exgobernador Martín Buzzi, luego de meses de silencio, salió del ostracismo el pasado lunes para oficializar, como se adelantó desde este espacio, que estaba decidido a volver a la actividad política e incluso buscar nuevamente la gobernación en 2019.

Desafiante, Buzzi defendió el Transporte Escolar Gratuito (TEG) que pende de un hilo por las dificultades financieras de la provincia, y en ese tono dijo que si el programa tenía dificultades es por malos manejos administrativos de la gestión y no por fallas estructurales en el mismo.

Sin dudarlo, consideró que su postulación a la gobernación surgía casi de manera espontánea, por lo que entendió era la comparación entre la tarea efectuada durante su gestión y la actual, y también irónicamente, como denunciando una persecución judicial, dijo que su jefe de campaña no era otro que el fiscal Daniel Báez.

Al día siguiente, con el fallecimiento del gobernador y sin que estas declaraciones que diseminó por toda la provincia surtieran el efecto buscado, Buzzi vio cómo las mismas quedaban un poco fuera de tiempo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico