El Estado Islámico se adjudicó el atentado de Barcelona en el que murieron trece personas

El terror se instaló ayer en esa ciudad española cuando un conductor atropelló con una camioneta a un grupo de transeúntes en La Rambla. Se reportaron ochenta heridos de distinta gravedad. Entre ellos hay dos argentinos.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó ayer la autoría del atentado en Barcelona, que dejó al menos 13 muertos y 80 heridos, según informó la agencia Amaq, habitual vocera de la organización, y aseguró que sus "soldados" atacaron a "los estados de la coalición", en referencia a la alianza militar que encabeza Estados Unidos y de la que participa España en Medio Oriente.
"Los autores del atentado de Barcelona son soldados del Estado Islámico y llevaron a cabo la operación en respuesta a los llamados para atacar a los estados de la coalición", señaló la agencia, citada por el sitio de internet especializado SITE.
En un breve comunicado difundido por la red de mensajería Telegram y cuya autenticidad no se verificó, la agencia señaló que "una fuente de seguridad afirmó a Amaq que los autores del ataque de Barcelona son soldados del Estado Islámico". No obstante, las autoridades españolas aún no confirmaron si se trató de más de un atacante.
Como es habitual cuando aún no se conoce la identidad de los atacantes de un atentado, el EI no dio detalles sobre el autor ni la logística ni la estructura sobre la cual se cometió el hecho.
Varias agencias y medios de todo el mundo detallaron que en mensajes encriptados, algunos integrantes del EI celebraran el atentado y se burlaban de los españoles, aún antes de que la organización se atribuyera el ataque.
Más aún, diarios europeos señalan que días pasados aparecieron mensajes de un miembro del grupo extremista que advertía que un "inminente ataque" se llevaría a cabo en "Al Andalus", como llaman a España.

TERROR EN LA RAMBLA
El terror se instaló ayer en Barcelona cuando una persona atropelló con una camioneta a un grupo de transeúntes en La Rambla y mató al menos a 13 personas e hirió a otras 80, informó el presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont.
Dos personas fueron detenidas en relación con el atentado, según anunció Puigdemont en una conferencia conjunta con Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.
En tanto, fuentes policiales dijeron a la agencia de noticias EFE que uno de los detenidos sería Diss Oukabir, un joven de origen magrebí que podría haber alquilado el vehículo con el que se cometió el ataque.
Además, la Policía regional desmintió que un sospechoso se hubiera atrincherado en un bar del centro de Barcelona, como se había difundido en redes sociales y en algunos medios de comunicación.
El atentado ocurrió pasadas las 15 locales (10 de Argentina), cuando una camioneta alquilada de color blanco arrolló a varias personas que paseaban por La Rambla, uno de los lugares más concurridos y turísticos de Barcelona.
Imágenes difundidas en las redes sociales por la Asociación de Unidad de Guardias Civiles de España mostraron una camioneta blanca detenida en medio de La Rambla, sentido el mar, y con notorios signos de haber colisionado, con sus puertas delanteras abiertas y rodeadas de personas lesionadas y policías que les auxiliaban.
Al parecer, la camioneta partió de la estación de subte de La Rambla, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del teatro del Liceu (la ópera de Barcelona).
La camioneta se desplazaba a gran velocidad y haciendo "eses", según el testimonio de un testigo, citado por el diario La Vanguardia.
En medio de la conmoción y de la incertidumbre, los rumores y las versiones periodísticas se multiplicaron.
Comerciantes y testigos en el lugar le dijeron a la agencia Télam que la Policía local aseguró estar detrás de dos personas armadas y ordenó que nadie saliera de los lugares en los que se encuentran.
Las fuerzas de seguridad acordonaron entonces la zona mientras que los equipos de emergencia sanitaria desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas y se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y viviendas tras el atropello.
En uno de esos controles, un policía resultó arrollado por un vehículo que se saltó las medidas de seguridad y se dio a la fuga.
La Audiencia Nacional, el tribunal encargado de los delitos de extremismo, abrió diligencias para investigar el atentado.
Asimismo, la Policía encontró en la localidad de Vick, a unos 60 kilómetros al norte de Madrid, una segunda camioneta que podría estar vinculada al ataque, según informó la alcadesa de esa ciudad a la agencia de noticias EFE.
Pese a los constantes rumores, la Policía informó una y otra vez en su cuenta de Twitter que "no se puede confirmar cuál es el móvil" del atentado y pidió información a cualquier ciudadano que haya sido testigo del atropello y del tiroteo posterior en la ciudad más turística de España.
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, fue uno de los primeros dirigentes en reaccionar y a través de su Twitter informó que está en contacto con las autoridades, que su prioridad es atender a los heridos y emprendió viaje a Barcelona.
Mientras, la Cancillería argentina informó que hay dos compatriotas entre los heridos. Se trata de una mujer de 67 años, que se encuentra fuera de peligro, y un hombre de 35 que fue dado de alta tras un breve paso por un hospital.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico