El excomisario Alejandro Pulley ejerció su derecho a réplica

Fue tras una reciente publicación en la que se lo señaló por unas supuestas interacciones en redes sociales. "Si analizan toda mi actividad en las redes sociales, no van a encontrar una sola reivindicación al nazismo, ni a esa aberrante ideología; menos comentarios machistas", aseguró.

El comisario Alejandro Pulley en 2016 fue denunciado por darle, supuestamente, protección a un prostíbulo que funcionaba en la zona céntrica de Comodoro. Él era titular de la Seccional Primera y poco después sería separado del cargo y pasado a disponibilidad.

“Les paso información documentada para que informen. Primero la causa fue en el 2016, no en el 2014 como pusieron uds. En noviembre del 2021 se concluyó con el juicio y fui absuelto por unanimidad. La fiscalía no impugnó y la sentencia quedó firme en febrero de este año; no como hacen constar uds en el artículo periodístico que dice que fui absuelto en primera instancia. La sentencia absolutoria está firme”, sostuvo Pulley.

Luego agregó que “el tribunal fue claro en los fundamentos de la sentencia absolutoria. Se trató de una causa armada, con testigos falsos y sin prueba material alguna, cosa que denuncié y está en proceso de investigación, tanto testigos como el fiscal, a quien el tribunal le impuso pagar las costas y costo del juicio”.

Acotó que “si analizan toda mi actividad en las redes sociales, no van a encontrar una sola reivindicación al nazismo, ni a esa aberrante ideología; menos comentarios machistas. Respecto a la opinión que tengo del actual gobierno nacional, es pésima y, como estamos en democracia, la expreso en cuanta ocasión puedo, al igual que la institución Iglesia, que me parece nefasta”.

Pulley resaltó que “cuando estalló mi caso en el 2016 titulaban ‘comisario ligado a una red de trata’, y en mi causa jamás se investigó el delito de trata de personas y jamás se me imputo un delito de esas características. A mí solo se me imputó un presunto cohecho "pasivo" por no efectuar controles en ese departamento vip, circunstancia que quedó bien en claro en el debate: que quien informó y denunció tal actividad fui yo. Por eso fui absuelto. No hubo un solo testigo, una sola prueba que corroborara la hipótesis fiscal y sí la mía”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico