El gobernador de Neuquén le empezó a ladrar a la luna

El gobernador de Neuquén Omar Gutiérrez se sumó al rechazo político a la baja de las asignaciones familiares que afecta a la Patagonia y calificó a la decisión de "centralista".

El mandatario se sumó así a las críticas que hizo el gobernador de Chubut Mariano Arcioni, quien sostuvo que irá a la Justicia para presentar un recurso de amparo en contra de la medida que impulsó la administración de Mauricio Macri. La semana pasada, sin embargo, el mismo Gutiérrez impugnó la idea del bloque patagónico porque a su criterio era como “ladrarle a la luna”.

Gutiérrez aseguró que el Gobierno nacional “pretende concentrar el desarrollo económico y social en otros lugares”. Y en ese sentido, sostuvo que “la zona desfavorable no es un privilegio, no es un beneficio para quienes habitamos y construimos el destino de la Patagonia y de un país y de una república federal”.

“No hay equidad en la disminución de la zona desfavorable en las asignaciones familiares de los trabajadores de la Patagonia. Hay que nivelar para arriba, no hay que nivelar para abajo”, señaló el gobernador en una conferencia de prensa que brindó ayer.

Según el Diario de Río Negro, el recorte de asignaciones familiares, perjudica a unos 70 mil neuquinos. En ese sentido, Gutiérrez, confirmó que su provincia realizará “las acciones pertinentes y necesarias como se está haciendo en el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén, como se está haciendo en la Legislatura de la provincia de Neuquén”.

Sobre ese punto, sostuvo que en el Congreso la diputada Alma Sapag, el senador Guillermo Pereyra, y el bloque del Movimiento Popular Neuquino, está “presentando los respectivos pedidos de declaraciones y comunicaciones para manifestar cuál es la causa de nuestra opinión distinta frente a esta decisión que se ha tomado”.

“Hay que salvaguardar los derechos adquiridos, la previsibilidad jurídica y económica de la cual tanto se profesa y se dice es la que está en juego en estas decisiones y son base para las inversiones de las empresas, son base para generar desarrollo social”, sentenció.

En ese marco, Gutiérrez también anunció un incremento del 50% en las asignaciones familiares para los trabajadores estatales. El beneficio se pagará en dos cuotas: la primera será con el pago de los salarios en noviembre y la segunda en enero 2019. “Es prioritario y esencial para el desarrollo, para resguardar y fortalecer el salario. Es una inversión social”, indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico