El Gobierno toma con "prudencia" el anuncio de que Francisco no vendrá al país en 2018

Mientras, desde el Episcopado, intentaron bajar el tono de las declaraciones y el secretario general de la Comisión Episcopal Argentina, monseñor Carlos Malfa, dijo que la agenda del pontífice "la maneja él conforme a las prioridades de pastor universal".

El gobierno de Mauricio Macri tomó ayer con “prudencia” el anuncio del Vaticano de que el papa Francisco no tiene previsto viajar a la Argentina en 2018, tal como habían dejado trascender en las últimas semanas los máximos referentes de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), y confiaron en que Jorge Bergoglio sabrá elegir el “momento más oportuno” para su visita.

“El papa Francisco va a saber elegir el momento más oportuno para venir a la Argentina. Confiamos en su sabiduría para elegir el momento adecuado”, señalaron a Télam fuentes oficiales que siguen el día a día de la relación con el Vaticano y la Iglesia local.

“Nunca nos guiamos por rumores o dichos. No tenemos mucho más para hacer que esperarlo. Y, cuando sea, lo recibiremos con alegría y los brazos abiertos”, agregaron las fuentes.

Ante una consulta de Télam sobre una posible visita papal al país en 2018, el portavoz del Vaticano, Greg Burke, aseguró ayer que el papa Francisco “no tiene previsto” visitar Argentina el año próximo.

Según indicó Burke, la causa “son los mismos motivos explicados hace un año en el video enviado al pueblo argentino, y exactamente las mismas razones”.

En los últimos días, desde la cúpula de la Iglesia se había barajado la posibilidad de una visita de Francisco -de 80 años- para 2018, con declaraciones de sus máximos referentes.

“La visita del Papa al país está próxima. Los obispos argentinos lo hemos invitado cinco veces por carta y personalmente”, planteó esta semana el cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, al presentar la edición de este año de la peregrinación a Luján y de la misa de niños que se realizará en el Luna Park.

En esa misma línea, se había manifestado a inicios de septiembre el presidente de la CEA, José María Arancedo, tras tener un breve encuentro con el Pontífice durante la visita papal a Colombia del 6 al 10 de este mes.

“No hay una agenda preparada, pero yo me animaría a decir que está cerca. Dios quiera que sea el próximo año. Él quiere venir pero el momento forma parte de su silencio y hay que respetarlo. Tiene una agenda muy cargada internacionalmente. Tal vez por ser tan cercano tenga esa libertad de decirnos ‘espérenme’“, aseguró Arancedo al regresar del país suramericano, donde saludó al Pontífice dentro de un grupo de obispos latinoamericanos.

Ayer, desde el Episcopado, intentaron bajar el tono de esas declaraciones y el secretario general de la CEA, monseñor Carlos Malfa, dijo que la agenda del papa Francisco “la maneja él conforme a las prioridades de pastor universal”.

“La agenda del Papa la maneja él conforme las prioridades de Pastor universal”, dijo Malfa al ser consultado por Télam sobre las declaraciones del portavoz del Vaticano.

Para Malfa, Jorge Bergoglio “ciertamente nos visitará cuando considere el momento en que mayor bien su visita pueda hacer al pueblo argentino”.

“Nosotros lo esperamos siempre y lo acompañamos con filial y fraterna oración. Y él sabe que lo esperamos siempre”, expresó el obispo de Chascomús y secretario general del Episcopado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico