El inicio del paro bancario de 48 horas se pospuso hasta el martes

La Asociación Bancaria confirmó que ante el pago de jubilaciones, pensiones y planes sociales se decidió posponer para el martes y miércoles el paro por 48 horas que se había anunciado para hoy y mañana. Los empleados bancarios aguardan una nueva oferta de la patronal que destrabe el conflicto, pero las negociaciones entre las partes siguen estancadas luego de que la banca privada ofreció un 15% en cuotas.

El paro de actividades que la Asociación Bancaria iba a realizar hoy y mañana se pospuso para la semana que viene por el pago de las jubilaciones, pensiones y planes sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Según se informó desde la central del gremio, el mismo se ejecutará martes y miércoles, afectando el cierre de operaciones, la carga de cajeros automáticos y la asistencia a los lugares de trabajo.

El secretario general del gremio bancario, Sergio Palazzo, indicó que se trató de destrabar el conflicto en las reuniones con los presidentes de la cámara Adeba (Asociación de Bancos Argentinos) y la cámara ABA (Asociación de Bancos de la Argentina)”. Sin embargo, la propuesta formal de los bancos fue “un aumento en tres cuotas: 7 por ciento (que ya abonan), 4 por ciento en julio y 4 por ciento en octubre”, algo que la Asociación Bancaria rechaza ya que pide un aumento de 19,8%, teniendo en cuenta los índices de inflación que tiene el Banco Central de la República Argentina.

EL GREMIO CULPO

AL GOBIERNO

Se debe recordar que el paro por 48 horas se venía barajando desde fines de marzo, cuando las negociaciones entre la Asociación Bancaria y la banca privada parecían avanzar.

Se especulaba que en caso de que no avanzaran las negociaciones, esta semana iba a realizarse la medida de fuerza por 48 horas. Sin embargo, ahora se pospuso para la próxima.

Jorge Uliarte, referente de la Asociación Bancaria, explicó que “si bien el conflicto se mantiene, se puso un compás de espera” como una forma “de ser más flexibles”.

Respecto a las negociaciones, sostuvo que “se avanzó en pequeñas cuestiones pero hay que seguir conversando. La voluntad y la intención de las cámaras empresarias está, varias de ellas están de acuerdo con lo que nosotros estamos planteando. El problema lo tenemos justamente en el Ministerio de Trabajo que presionado por el mismo Gobierno no está dando luz verde para que el acuerdo llegue a buen puerto. Las Cámaras entienden porque no son ajenos a la realidad del sector. Las ganancias que han tenido durante 2017 no puede ser una excusa para afrontar lo que estamos planteando. Ellos ganaron casi un 50% en 2017 y saben que ofrecer un 15% es irrisorio”, sostuvo, confirmando que tampoco quieren pagar el bono anual.

De esa forma, los bancos no tendrán actividades martes y miércoles y de esa forma continua el conflicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico