El municipio detalló cada una de las tareas realizadas durante el temporal

En el Centro Cultural, la Secretaría de Servicios a la Comunidad brindó ayer los detalles de las gestiones realizadas durante el temporal que afectó a Comodoro Rivadavia durante marzo y abril, así como las acciones de remediación que continúan hasta la actualidad.

A más de nueve meses del temporal, todavía se padecen sus consecuencias. El secretario de la Servicios a la Comunidad , Rubén Palomeque, brindó un informe compuesto por 26 mil partes diarios en el manejo de crisis, con sus diferentes variantes y mínimos errores en su completamiento que han sido subsanados.

En el reporte se contempla una intervención de 600 equipos y 201 proveedores empadronados y 90 días de duración de la etapa de remediación y se detalló que las cuadrillas continúan colaborando con la población afectada en tareas de saneamiento y levantamiento del barro.

Palomeque hizo hincapié en la metodología de trabajo que comenzó el 28 de marzo, que fue cuando se puso en marcha el protocolo de emergencia advierto a la población sobre el alerta meteorológica, y que continuó cuando comenzaron a caer los 150 milímetros caídos en muy poco tiempo que dio lugar a las intervenciones.

El operativo continuó hasta el 2 de abril, que fue cuando se empezó con la limpieza parcial de los Centros de Evacuados, las nuevas lluvias, viento y la marejada que dificultó el ingreso a los barrios donde el 9 de abril se lograron abril las calles.

Según el informe, el trabajo intenso comenzó el 16 de abril en los barrios de Juan XXIII y Pueyrredón.

“Con la llegada de autoridades nacionales, provinciales y la posibilidad de obtener un ATN, toda esa documentación obligó al municipio a firmar un memorándum con una serie de exigencias para que a futuro seamos auditados por cualquiera de los gobiernos respecto a los fondos destinados para la emergencia que atravesaba la ciudad”, manifestó el funcionario.

Palomeque también sostuvo que en ese momento se marcaron las condiciones de contrataciones que debían cumplir los proveedores por lo que el 2 de mayo se creó el empadronamiento publicado en el sitio web del municipio contemplando la intervención de 600 equipos y 201 proveedores.

Además, expuso: “el 30 de junio se culminó con la emergencia, no la declaración, y el tema de los partes de trabajo para poder iniciar las contrataciones con presupuesto propio y municipal, tanto de la Secretaría de Servicios a la Comunidad como de la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos”.

CONTINUAR TRABAJANDO

“En 45 días logramos la apertura de las calles y en 120 días hicimos el levantamiento de los acopios grandes, como por ejemplo el del Gimnasio municipal 2; en la antena del predio de Radio Nacional y en la Policía Montada, entre otros”, describió.

Estas tareas permitieron la habilitación de los caminos alternativos para dar mayor fluidez al tránsito de la zona norte y sur y activar el trabajo conjunto con las empresas de servicios para que se puedan reestablecer en los barrios que fueron impactados por zanjones.

El funcionario también detalló que “se buscó modificar los cursos de agua en zonas como Astra; Km 5 por el arroyo Belgrano; Km 8 que fue muy impactado por el brazo del Rio Chico, llegando a Restinga y la Ruta 1; en Km 12 y Km 14 donde desapareció un tramo de la ruta Nacional 3; en Diadema, Laprida, Cordón Forestal, y las Fracciones 14, 15 y Malvinas Argentinas”.

“Si bien, las obras grandes de ingeniería están gestionándose y a la espera de un apoyo económico por parte de los gobiernos provincial y nacional, los trabajos se siguen concretando, como el caso del Canal de la Avenida Roca donde no se puede esperar a que lleguen las licitaciones porque no hay que dejar que se socave lo que está construido”, consideró Palomeque.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico