El nuevo juez a cargo de la causa Maldonado no encuentra alojamiento en Esquel

El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, reemplazó a Guido Otranto en la causa por desaparición de Santiago Maldonado y realizó una serie de requerimientos, como la agilización de trámites burocráticos, pedido de copias de expedientes y lo más llamativo, alojamiento en la ciudad de Esquel.

Gustavo Lleral, juez federal de Rawson, quedó a cargo del caso Santiago Maldonado, mantuvo conversaciones telefónicas con personal judicial de la causa, a fin de empezar a organizar su trabajo: su primer pedido fue contar con copias de los expedientes en los que debe intervenir, a lo que luego agregó una serie de exigencias relacionadas con la investigación.

En una nota, los requerimientos del magistrado incluyen personal, vehículos y recursos técnicos y advierte sobre "la dificultad en la que me encuentro para obtener alojamiento" en Esquel, debido a la afluencia turística.

También consideró necesario que se acondicionen oficinas y despachos en el actual edificio del Juzgado de Esquel, para lo que solicitó la presencia del intendente de la Cámara, el arquitecto Guillermo Rearte, "para que proceda a dicho acondicionamiento edilicio".

Lleral informó que viajará con cuatro asistentes, aunque adelanta que "este personal podrá ser modificado, ampliado o reducido atento a lo que demande la tarea". Hasta el momento, están afectados los secretarios Gustavo Latorre y Leonardo Barzini, el prosecretario interino Juan Carlos Araujo y el escribiente interino José Scocco.

También pidió "de manera inmediata y sin demoras" que se agilicen los trámites burocráticos para un adelanto de viáticos. Además solicitó cinco computadoras de escritorio, tres notebooks, un proyector, cinco celulares, dos impresoras multifunción, un scanner, , una cámara filmadora, dos grabadores de periodista y útiles de oficina.

Por último, consideró "imprescindible" contar con vehículos para movilidad y traslado. A tal fin, solicitó dos camionetas 4 x 4. Tras el apartamiento del magistrado Guido Otranto, Lleral quedó al frente de la causa y en los próximos 60 días se dedicará a estudiar lo actuado hasta el momento. El juez se comunicó de manera telefónica con los padres y hermanos de Maldonado, quienes habían reclamado la salida de Otranto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico