El paseo costero fue designado como corsódromo permanente

Con una multitudinaria asistencia de público en la tardes noches del sábado y domingo, la ciudad del Gorosito afirmó su condición de Capital Provincial de los Carnavales y el trayecto del paseo costero ubicado detrás del complejo deportivo “Ingeniero Knudsen”, se convertirá en el corsódromo permanente.

Este último anuncio lo hizo a través de El Patagónico el intendente Pablo Carrizo, revelando que en 2025 allí se instalarán gradas desmontables para posibilitar que la gente pueda deleitarse del colorido y bullicioso espectáculo con comodidad, no descartando la posibilidad de invitar a delegaciones de provincias del litoral argentino con una rica historia en este tipo de eventos.

CORSO2.JPG

El jefe comunal evaluó que en la primera jornada asistieron unas diez mil personas y en la segunda algo menos debido a que desmejoraron las condiciones climáticas.

Al menos quince murgas y comparsas locales y de otras localidades desfilaron por un trayecto de casi trescientos metros, entre ellas Revolución Murguera, Raíces Eternas, Fuego Ardiente, Salay Bolivia, Tinkus Gory Songos, La Covacha-Santa Bárbara, Pasión Murguera y la tradicional Murga Franca.

Esta última tiene una trayectoria de 28 años y fue no solo la que presentó el mayor número de integrantes sino que también varios de ellos subieron al escenario para expresar cánticos con mensajes de protesta contra el recorte a los fondos nacionales para la cultura, la contaminación ambiental y la persistente falta de agua en la ciudad.

CORSO3.JPG

Por otro lado vale destacar la logística que aportaron organismos de seguridad y sanitarios durante las dos jornadas, citándose entre otros a la Policía Provincial (que valló los accesos al corsódromo vigilando que no ingresaran personas con elementos peligrosos), bomberos voluntario y policiales, Hospital Zonal, Protección Civil y Supervisión Municipal de Tránsito, entre otros.

No hubo incidentes en la zona del festejo pero se reportaron dos en los accesos y el último se registró alrededor de las 22:00 en la esquina de las calles Senador Almendra e Irigoyen, donde un grupo de irascibles menores de edad fue reducido y demorados luego que apedrearan un móvil patrullero policial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico