El policía Hernández también seguirá en libertad

Así lo decidió un tribunal al que habían apelado Fiscalía y la querella que representó a los familiares de Brian Gómez, el joven que murió hace 4 años por un golpe en la cabeza que le propinó el policía Angel Hernández, a quien anteriormente le redujeron la condena de 15 a 8 años.

Este lunes se llevó a cabo la audiencia de revisión de la prisión preventiva para el efectivo policial Ángel Luis Hernández en relación al homicidio de Brian Gómez. La fiscal Cecilia Codina solicitó se revoque la medida sustitutiva de presentaciones que viene cumpliendo Hernández y se dicte su prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme, al igual que la querellante Lucía Pettinari; en contraposición los defensores Guillermo Iglesias y Daniel Fuentes se opusieron y pidieron su libertad con presentaciones y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente, el tribunal de revisión, conformado por los jueces Mónica García, Daniela Arcuri y Jorge Odorisio, resolvió –por unanimidad- rechazar el pedido de la fiscal y mantener la libertad con presentaciones de Hernández. La fiscal solicitó la revisión de dicha resolución por dos jueces.

La causa tiene doble conforme, es decir sentencia condenatoria para Hernández por “homicidio simple con dolo eventual”, con una pena de 15 años de prisión, confirmada parcialmente por la Cámara en lo Penal, que mantuvo la calificación de “homicidio simple con dolo eventual”, aunque readecuó la pena de 15 a 8 años de prisión.

Gómez murió el 23 de septiembre de 2018, ocho días después de haber sido golpeado por el policía Hernández en el marco de un altercado en el pub Draw, cuando siendo las 4.50 aproximadamente, la víctima y M. P., quienes habían protagonizado una discusión dentro del local comercial, fueron expulsados del mismo.

Dicho local comercial contaba con dos personas de seguridad privada en el interior del mismo y en su puerta de ingreso con la presencia de dos efectivos de policía adicional: Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Una vez afuera del local comercial, los incidentes continuaron y el suboficial mayor Hernández, a través de la utilización de un bastón tipo tonfa (palo de policía o cachiporra), sin mediar voz de alto, le asestó un golpe en la cabeza a Brian Gómez en la zona tempo parietal derecha, con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza, según se acreditó en el juicio en el que se lo condenó a 15 años de prisión, aunque ahora le bajaron la pena casi a la mitad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico