El policía que le tiró a un camarógrafo dijo no ver dónde disparaba

Nahuel Falcón y Manuel Gorbarán, titular de la comisaría 9na de La Plata y jefe del operativo, son los únicos detenidos en la causa. Este domingo se presentaron ante la Fiscalía.

El policía que disparó a un camarógrafo durante los hechos de violencia en el estadio de Gimnasia y Esgrima de La Plata, que le costaron la vida al hincha César Regueiro, aseguró ante la Fiscalía que no vio hacia donde tiraba y justificó que su accionar fue para "evitar más disturbios". La represión que terminó en tragedia está bajo la mira de la Justicia.

Nahuel Falcón, el efectivo de la Policía Bonaerense que fue filmado disparándole a un camarógrafo de TyC Sports, y Manuel Gorbarán, titular de la comisaría 9na de La Plata y jefe del operativo, fueron detenidos ayer por la tarde en sus domicilios de la capital bonaerense. Falcón es investigado por lesiones calificadas al camarógrafo Fernando Rivero, en tanto que Gorbarán es acusado del cargo de estrago doloso seguido de muerte.

Ambos policías fueron desafectados de la institución y son los únicos detenidos en el marco de la causa caratulada "Averiguación de causal de muerte", que se inició el jueves por la noche luego de los graves incidentes en la cancha de Gimnasia. La Justicia busca determinar cómo fue el operativo de la Bonaerense y si existieron motivos que llevaron a la feroz represión contra los hinchas.

El partido con Boca debió suspenderse a los 9 minutos a raíz de los gases lacrimógenos que arrojó la policía bonaerense fuera del estadio, operativo que provocó la desesperación del público que ocupaba las tribunas. El hincha César "Lolo" Regueiro (57) sufrió un paro cardíaco cuando intentaba resguardar a sus dos nietos de los gases.

El fiscal Almirón confirmó ayer que la muerte del hombre se produjo por “un paro cardíaco no traumático" y desmintió las versiones que atribuían ese fatal desenlace a un golpe o el efecto de los gases. Almirón detalló que "la muerte de Regueiro fue producida por un mecanismo no violento y a consecuencia final de un paro cardiorrespiratorio no traumático".

"Esto no quita responsabilidades de otro tipo, ni significa que la policía haya actuado bien, pero la causa de muerte fue el paro cardíaco", aclaró el fiscal.

En tanto, la familia de César Regueiro pidió ayuda a la población para encontrar el teléfono celular de la víctima. Su hija, Estefanía Regueiro, publicó en redes sociales el siguiente mensaje: "Lo único que pido es si alguien encontró su celu en la cancha, que contiene muchas fotos recuerdos de él. Y últimas fotos en la cancha".

Los restos de Regueiro fueron inhumados ayer en el Cementerio de La Plata, a donde llegaron acompañados de una caravana de autos y camiones con los colores azul y blanco del club "tripero" tras pasar por el estadio Juan Carmelo Zerillo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico