El Roque González homenajea con sus calles a sus primeros pobladores

El nombre de las calles del barrio Roque González está inspirado en el recuerdo de sus primeros pobladores.

El sector comenzó como un proyecto de extensión del Cordón Forestal pero fue mutando con el paso de los años. Sus comienzos estuvieron marcados por la austeridad y la solidaridad. En la actualidad, los vecinos buscan que conseguir la red de cloacas y un verdadero servicio de transporte público.

Una publicidad en una radio de Comodoro fue el disparador para que Liliana Jaramillo decidiera comprar un terreno en cercanías al barrio “Los Tres Pinos”. El municipio ponía como único requisito que los paredones no fueran de materiales de construcción sino que los lotes fueran separados por árboles para que sea una continuación del Cordón Forestal.

Los terrenos, que encuentran pasando la Seccional Sexta, fueron rápidamente vendidos, pero los propietarios debían “bajar” el cerro para luego comenzar a construir sus casas.

“Nosotros cuando vimos el proyecto era algo lindo porque era todo verde. Pero los dueños fueron vendiendo sus terrenos y la condición de los árboles se fue perdiendo”, cuenta Jaramillo, quien fue una de las tres primeras pobladoras del sector.

La vecina recuerda que los lotes no contaban con ningún servicio y que todo se logró con el empuje de los habitantes. “Cuando nos vinimos a vivir no teníamos nada, pero era más fuerte las ganas de decir: ‘esto es mío’ que otra cosa”.

Los años pasaron y el esfuerzo de los vecinos permitió que los servicios de agua potable, luz y gas llegaran a las 200 familias que viven en la zona.

Sin embargo, los habitantes del sector estaban disconformes porque los remiseros o autos particulares no podían ubicarlos por lo que decidieron buscar un nombre para el barrio y sus calles. “Estábamos cansados de decir que vivíamos pasando la (avenida) Polonia a mano derecha. Queríamos tener una identificación y saber cómo se podían ubicar los taxistas. Entonces fuimos a averiguar el municipio para nombrar al barrio y a las calles y nos dijeron que tenían que ser pobladores de Comodoro y debían tener tres años de fallecidos”, grafica Jaramillo.

“Entonces empezamos a averiguar la historia de la gente que había estado viviendo en el barrio porque muchos estuvieron un tiempo y se fueron. Se sumaron los vecinos a buscar la historia y entre todos logramos conformar una lista de vecinos que fueron muy importantes para el crecimiento del barrio”, agrega.

José Manuel Calico, Eduardo Aldo Musacchio, Ismael Alfredo Lama, Carlos Alberto Gutiérrez, José Adalio Uribe, Eduardo Alberto Bonavia, David Aracena, Domingo Robledo, María Ana Triviño, Américo Ardiles, Mario José Bladilo, Mateo Antonio Vitcovich, Terencio Daniel Olguín y Cirilo Fernando fueron los nombres elegidos por los vecinos para bautizar las calles del barrio.

UNA PLAZA Y COLECTIVO

Pese a los avances en el Roque González, los vecinos trabajan para tener una plaza. “Nosotros queremos la plaza. Tenemos un proyecto presentado con juegos para personas con discapacidad y fue llevado al Concejo, pero hasta ahora no tenemos respuestas”, sostiene Jaramillo.

Asimismo, los habitantes del sector reclaman por contar con un auténtico servicio de transporte de público. “El colectivo se consiguió, pero solo beneficia al barrio de los petroleros. Nosotros tenemos que ir hasta la rotonda, cruzar la calle con el peligro de la gran cantidad de autos, para tomar el colectivo. Patagonia no quiere entrar al barrio y es un peligro para todos nosotros”, cuestiona una de sus primeras pobladoras.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico