Empresarios buscan frenar el paro camionero

A través del Ministerio de Trabajo, los empresarios de los camiones de cargas insisten en que se cumpla la conciliación obligatoria que fue declarada y advierten que por el incremento de costos la posibilidad de acercarse al aumento solicitado por los trabajadores es casi nula.

El representante del sector empresario de camiones de carga, Lucio Zemborain, anticipó hoy que esperan evitar el paro nacional de camioneros previsto para este jueves en reclamo de un 27% de aumento salarial, en la nueva audiencia que se realizará mañana en el Ministerio de Trabajo.

"Se ofreció el 15% pero fue rechazado por la Federación de Camioneros que declaró un paro para el jueves, que esperamos evitar en la audiencia a celebrarse mañana a las 15 en Trabajo," explicó hoy el dirigente empresario. En diálogo con Télam, Zemborain denunció hoy que "ni bien comenzaron las conversaciones (por paritarias) empezaron las medidas de fuerza", lo que los llevó "a solicitar la conciliación obligatoria que fue declarada por la cartera laboral".

"Estamos en pleno proceso de conciliación obligatoria desde el lunes de la semana pasada", precisó. En este contexto, el titular del Departamento de Asuntos Laborales de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeaac), adelantó que mañana se reunirán las cámaras empresarias para analizar la coyuntura y la posibilidad de aumentar (la oferta salarial), o no.

"En función de eso iremos al Ministerio de Trabajo a la tarde, siempre con la intención de evitar una medida de fuerza que perjudica en forma directa a las empresas e, indirectamente, a la economía en su conjunto por la importancia que tiene el transporte automotor", detalló.

Zemborain recordó que los empresarios del sector siempre hacen "el mayor esfuerzo" para "contribuir a la paz social", pero advirtió que "hoy la situación económica de las empresas se encuentra atravesando un difícil momento, producto de caída de volúmenes transportables". Entre otras razones que hacen al "difícil momento del sector", Zemborain mencionó que "los insumos" del sector "están dolarizados" y que el incremento de la cotización de la moneda estadounidense "ha impactado fuertemente en el sector, que no puede trasladar a los precios esas variaciones".

Al analizar, Zemborain dijo hoy que la rentabilidad actual de la actividad "es casi inexistente," por lo que puso en duda la posibilidad de pagar los aumentos salariales reclamados por el sector obrero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico