En la escuela de Arte solo están habilitados 8 de los 24 baños

Mientras circulan por turno alrededor de 600 estudiantes, solo 8 de los 24 baños de la Escuela de Arte se hallan en condiciones de ser utilizados. Además, hay problemas de electricidad y de calefacción. Los reclamos se hacen ahora a través de una página de internet. Este lunes a las 18 habrá una sentada de la comunidad educativa para visibilizar la situación.

En la Escuela de Arte funcionan el colegio secundario 746 y el Instituto de Formación Docente 806, además del Centro de Formación Artística que contempla, por ejemplo, la escuelita de música. En la puerta del establecimiento ubicado en la calle Clara Mizrahi este lunes a las 18 habrá una sentada para visibilizar un reclamo que no es nuevo y que tiene que ver con la precariedad de la infraestructura.

La flamante directora de la institución, Alicia Freile, enumeró los inconvenientes que se agravaron en los últimos días, a partir de que comenzaron los talleres y se empezaron a sentir las consecuencias climáticas del otoño.

“Los baños son insuficientes y es nuestro mayor inconveniente en estos momentos”, sostuvo Freile en declaraciones a AZM tv, detallando que de los 24 que hay, solo 8 están habilitados (5 de varones y 3 de mujeres). Incluso en algunos de ellos solo pueden ingresar simultáneamente 3 estudiantes.

Hasta la semana pasada circulaban por turno aproximadamente entre 450 y 470 chicos; desde este lunes son 600 porque comenzaron a funcionar los talleres.

“Los reclamos ya los hicimos. Ahora es a través de una página y recién entonces nos informan quién se ocupará; si Delegación, Supervisión, o se abrirá expediente para una licitación. Ya hicieron cuatro relevamientos desde Obras Públicas”, acotó la directora.

Además, hay otros inconvenientes de larga data en la escuela, como la existencia de dos aulas sin electricidad. En estos momentos se baja un cable para dotar de energía a ambos espacios, lo cual produce recarga y afecta también a la ya de por sí precaria situación en el tema calefacción, ya que “la electricidad hace funcionar los radiadores y hay sectores a los que no llega porque se filtra agua. En estos momentos tenemos inhabilitado el comedor por ese tema, aunque se puede estar porque el frío aún no se siente mucho”.

Las filtraciones de agua son otro inconveniente. La semana pasada llovió y hubo goteras. “La idea es sostener la mayor cantidad de horas pedagógicas porque los más perjudicados son los chicos, además de vulnerar sus derechos si no hay clases”, acotó Freile.

Por su parte, una mamá y delegada gremial de los docentes, Magalí Stoyanoff, suscribió el reclamo, resaltando que “el frío es el emergente” de toda la serie de inconvenientes, más allá de la habilitación de los baños. “Queremos visibilizar el reclamo porque es lamentable tener que suspender actividades por estos temas”, señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico