En medio de la crisis económica todos miran el dólar

Se espera con expectativa la apertura del mercado de este viernes, último día de una semana en la que el dólar no tuvo respiro y la megadevalución llevó al peso a tocar ayer los $ 42 para luego moderar la suba y cerrar en el récord histórico de $ 39,87.

Un dato para tener en cuenta es que hoy, último día del mes, vencen futuros del dólar que podrían irse hacia el minorista.

Mientras tanto, el mercado espera precisiones sobre el paquete de medidas que anticipó ayer el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Las dará a conocer el lunes y luego viajará a EEUU para avanzar en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para anticipar los desembolsos del crédito de u$s 50.000 millones.

Parte de lo que se prevé es que se anuncie un mejor resultado en cuanto al déficit fiscal. Para eso, se baraja la posibilidad de cambios impositivos y mayor ajuste. Pero el Gobierno necesitará un acuerdo político con las provincias para que esto se aplique en el Presupuesto 2019.

En un clima de máxima tensión, desconcierto, y en algunos casos escenas de pánico en la city porteña, el dólar registró ayer su mayor salto diario desde diciembre de 2015, al volar 15,6% o $ 5,39 a los inéditos $ 39,87 en bancos y agencias del microcentro porteño, según el promedio de ámbito.com.

Imparable, el billete verde, que durante la jornada superó los $ 41, pareció no encontrar un techo ante una mayor desconfianza de los inversores en la política económica del Gobierno, y tras la ratificación de los integrantes del gabinete antes del inicio de la jornada.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la moneda escaló 10,6% o $ 3,60 a $ 37,60, después de alcanzar los $ 41,60 promediando la jornada, ante ausencia de oferta por parte de los exportadores y una masiva demanda entre ahorristas mayoristas y minoristas. El total operado en la fecha ascendió a u$s 748,8 millones.

El dólar tomó fuerte impulso desde el inicio de la jornada, lo que provocó que cientos de ahorristas se concentraran frente a las pizarras de bancos y casas de cambio, para conocer de primera mano la evolución de la divisa, que rápidamente ya alcanzaba los $ 36.

Por eso, BCRA salió a anunciar un incremento en la tasa de referencia del 45% al 60%, y una suba de 5 puntos en los encajes bancarios (integrables con pesos, con Leliq o Nobac), para inmovilizar más pesos en la plaza. La medida tuvo un efecto acotado: tras un respiro efímero, la tendencia alcista de la moneda se reactivó nuevamente.

Fuente: ámbito.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico