Engañó a un jubilado y le robó 60 mil pesos

Facundo Vera Chávez se hizo pasar como integrante de una empresa que ofrecía por Internet créditos de dinero en efectivo. Así engañó al jubilado de Rawson que brindó sus datos personales y otros necesarios para que los estafadores ingresaran a su caja de ahorro.

La estafa se hizo vía home banking. De este modo le sustrajeron 60.000 pesos a un jubilado. Realizada la denuncia, la investigación tuvo resultados positivos y se pudo reconstruir y probar la maniobra ilegal y así dar con el autor de la estafa.

El imputado se llama Facundo Vera Chávez y es de Bahía Blanca. En 2017, mediante la modalidad del ofrecimiento de un crédito gestionado por Internet, estafó a un jubilado del barrio 3 de Abril de Rawson al acceder mediante engaños a la caja de ahorro y llevarse el dinero de su cuenta.

Tras una investigación de la Unidad Fiscal especializada en Ciberdelito, fue descubierto y sometido al proceso judicial. En una audiencia ante la jueza Karina Breckle y de la víctima, se comprometió a devolver el dinero. Pero no cumplió.

Ahora, ante el incumplimiento de lo comprometido, será sometido ante la Justicia Civil por parte del abogado querellante que representa a la víctima. Y además, en su contra, se reactiva el proceso penal.

En una audiencia realizada en la Oficina Judicial de Rawson, se supo que Vera Chávez no pagó ninguna de las seis cuotas consecutivas de 10.000 pesos para reparar el hecho, tal como había sido intimado por la Justicia Penal. Pero ni siquiera dio señales de vida o avisó sobre el incumplimiento.

Argumentó que en medio de dificultades económicas fue víctima de un accidente de tránsito que le produjo una grave lesión en una de sus piernas y que a raíz de los costos médicos no había podido cumplir con el compromiso. A través de su abogado defensor, Damián D’Antonio, ofreció reparar la estafa contra el jubilado a través de la realización de tareas comunitarias.

La propia víctima del caso se expresó en la audiencia sobre su desacuerdo con la contrapropuesta y a través de su abogado querellante, Luis Solivella, se refirió al paso del tiempo transcurrido sin que el tema tuviera resolución; a la necesidad de actualizar el monto producto de la estafa y la tajante oposición a que el caso se resuelva mediante la realización de tareas comunitarias.

Plantearon la necesidad de iniciar una ejecución judicial a través de la Justicia Civil. Argumentaron que expiró el plazo para la reparación económica, que la víctima es un jubilado y necesita el dinero, que pasaron cinco años de la estafa y que además no habría sido el único hecho de estas características que cometió.

Para la representante de la investigación, la procuradora fiscal Eugenia Domínguez, Vera Chávez “nunca tuvo intenciones de comunicar el incumplimiento”. También acompañó la postura del querellante Solivella al oponerse a la resolución del tema mediante la realización de tareas comunitarias.

Al momento de resolver, la jueza Breckle –que subrrogó en el caso a Mirta Moreno- dio por incumplido el acuerdo del pago en seis cuotas al que se había llegado. De esta manera quedó abierto el trámite para la ejecución en sede Civil, a la vez que se reactiva la causa penal.

Fuente: Ministerio Público Fiscal

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico