"Es un acto de demagogia que eriza la piel"

El diputado provincial Eduardo Conde catalogó el decreto de restricción al ingreso de extranjeros a la provincia como una acción electoralista y aseguró que la medida no tiene ningún efecto jurídico porque Chubut no es un estado soberano. Lo mismo había resaltado el constitucionalista Andrés Gil Domínguez apenas se conoció la noticia, en la tarde del miércoles.

El presidente del Bloque Cambiemos criticó el decreto impulsado por el gobernador Mariano Aricion, a través del cual prevé expulsar a los extranjeros que delincan.

“El decreto del gobernador Arcioni de expulsión de ciudadanos con antecedentes penales del territorio provincial es un acto de demagogia que eriza la piel. Participo absolutamente de extremar, a través del Estado, las acciones necesarias a fin de combatir la inseguridad y la delincuencia pero dentro del marco de la legalidad”, expresó.

Sostuvo que la medida, “a mi juicio sin ningún efecto jurídico, es un avasallamiento al orden instituido. Es una medida de facto porque no halla fundamento legal, y mucho menos constitucional”.

En este sentido argumentó que la organización política argentina alude a un estado federal, “en tanto que las provincias ostentan autonomía, más no son independientes al punto de hacer del territorio un estado soberano”.

“La única motivación de la iniciativa del gobierno de Mariano Arcioni es de carácter electoralista. Logra así instalar en la opinión pública, incluso a nivel nacional, un asunto enormemente sensible para la ciudadanía. Sin embargo, acude para este fin político partidario a buscar consenso electoral violando los presupuestos superiores del Estado, esto es, actuar con apego riguroso a la ley y la Constitución”, declaró el abogado.

Conde manifestó que la temática hace a la legislación de fondo. “Es resorte del Estado Nacional, a través de las normas alusivas al régimen migratorio. La provincia no tiene ninguna injerencia, y mucho menos potestad para expulsar a nadie de nuestro territorio”, aclaró.

Añadió que el concepto expresado en la norma es genérico, dado que “no contiene precisiones; no sabemos si los sujetos alcanzados tienen condena o procesos penales en la provincia, en el país, o en sus lugares de origen. Es una mera declamación absolutamente demagógica que no se corresponde con los tiempos actuales en orden al régimen republicano de gobierno vigente. ¡No estamos en Venezuela, gobernador Arcioni!”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico