"Esta gente antiminera es muy violenta", dijo el director de Seguridad

El director de Seguridad de la Policía de Chubut explicó el operativo de desalojo de la ruta en Trelew y cuestionó que no lo haya hecho previamente el personal de Gendarmería.

El director de Seguridad de la Policía de Chubut, Paulino Gómez, justificó la forma en que se desalojó la ruta 3, en el acceso norte a Trelew, el domingo a la madrugada, afirmando que si actuó la fuerza provincial fue porque antes no lo hizo Gendarmería.

“El oficio 1093 del juez (Gustavo) Lleral le pide a la Gendarmería que libere el tránsito y tome las medidas que deba para que ello ocurra. El comandante Hugo Wegner informó no tener gente en tal cantidad para la diligencia; entonces el señor gobernador ordenó que intervenga la Policía de Chubut y por ese motivo emprendimos el desalojo, perdón la liberación, de la ruta a las cuatro de la mañana del domingo”, precisó Gómez en diálogo con LaCienPuntoUno.

Para el funcionario policial, “se está instaurando la ley de la selva. Esta gente denominada antiminera es violenta. Van a la casa del gobernador, del vice, con cánticos, escraches, amparados en que defienden el agua. Instalan el uso de la fuerza, pero vivimos en un estado democrático. Podemos hacer llegar nuestras ideas de otra forma. El corte fue muy mal visto por el resto de la sociedad”.

A su criterio, Gendarmería no actuó “por temor al escarnio público. Tuvieron suficiente tiempo para convocar refuerzos si acá no contaban con gente”. Solo les reconoció haber desviado el tránsito y conformar una especie de “pulmón” para evitar enfrentamientos entre manifestantes y camioneros impedidos de transitar.

“Ahora todos hablamos con el diario del lunes, pero en el momento en que usted emprende un desalojo es bastante arriesgado, complejo, porque hay un final incierto cuando se usa la fuerza pública, que se puede hacer desde lo verbal, lo psicológico. Usted tiene un punto de inicio, pero el final lo determina el nivel de agresión de la parte manifestante. La fuerza de seguridad tiene que contrarrestar eso, lo que lleva a tomar distancia, evitarlo”, añadió Gómez, el mismo funcionario que el año pasado se vio envuelto en aquel escándalo en el que ordenaba arrestos en el centro de Trelew de gente que anduviera “chimangueando”.

Ahora Gómez recordó que “el sábado a la tarde ya no había manera de pasar y si el Estado no está presente va a empezar a haber justicia entre particulares. Cuando la policía recibió la orden, la cumplió en forma inmediata, sin titubeos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico