Estados Unidos reclama unidad a la coalición internacional frente al Estado Islámico

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, instó ayer a sus socios de la coalición internacional a permanecer unidos en la lucha contra el grupo islamista Estado Islámico (EI), en momentos de tensión con Turquía en Siria.

Durante una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la coalición internacional, celebrada en Kuwait y retransmitida por la televisión estatal, Tillerson hizo hincapié en que el EI aún no ha sido derrotado.

“El final de las grandes operaciones de combate no acaba la lucha contra el Dáesh. Cada uno de nosotros debe comprometerse a completar su derrota”, dijo, usando el acrónimo en árabe del EI.

El jefe de la diplomacia estadounidense precisó que el EI ha perdido un 98% del territorio de su proclamado califato en Siria e Irak, pero recalcó que el grupo extremista “sigue representando un peligro en la región”.

Para evitar el riesgo de que el EI “vuelva”, subrayó la necesidad de mantener los esfuerzos en la lucha a la vez que se apoyan los proyectos de estabilización y reconstrucción de Irak y de Siria, informó la agencia de noticias EFE.

Tillerson aludió directamente a sus diferencias con Turquía, país aliado en la OTAN y que el pasado 20 de enero inició una ofensiva contra las milicias kurdas apoyadas por Washington, a las que Ankara considera “terroristas”.

El secretario aseguró que entienden las preocupaciones de seguridad de Turquía, pero advirtió que no dejará de respaldar a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias que han llevado la voz cantante en la guerra contra el EI en el norte de Siria y que Washington ha entrenado, equipado y apoyado sobre el terreno.

La ofensiva turca, en la que participa el ejército de ese país y facciones rebeldes sirias aliadas de Ankara, se desarrolla en la región de Afrín, en el noroeste de Siria, que está bajo el control de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), que es el principal componente de las FSD.

Desde Ankara, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió ayer a Estados Unidos que sus tropas están expuestas a ser blanco de un ataque turco no intencionado si permanecen al lado de los “terroristas”.

Posteriormente a esas declaraciones, en una rueda de prensa al lado del canciller kuwaití, Sabah al Salim al Sabah, Tillerson recordó a Turquía que todavía existen muchos combatientes del EI y de Al Qaeda en el norte de Siria.

Por ello, aseguró que en la visita que realizará mañana a Ankara, en la que será recibido por Erdogan, hará hincapié en la necesidad de que los dos países aceiten su coordinación para “combatir y derrotar” al EI en el norte de Siria.

Para certificar el final del EI, según Tillerson, todos los miembros de la coalición deben de apoyar los esfuerzos de estabilización de Irak y Siria, para evitar de nuevo un escenario de “anarquía” como el que propició las conquistas territoriales del EI en 2014 y “evitar que la historia se repita”.

En Irak y Siria, según resaltó, el EI está intentando convertirse en “insurgencia” y en lugares como Afganistán, Filipinas, Libia o África Occidental, está intentando crear “refugios seguros”.

La reunión de la coalición se celebra al margen de la conferencia de donantes para la reconstrucción de Irak, que se inició el lunes y concluye hoy en la capital kuwaití.

La conferencia de donantes tiene como objetivo recaudar fondos para la estabilización y desarrollo de Irak y se celebra dos meses después de que Bagdad anunció el final de la guerra contra el EI en su territorio.

A la coalición internacional se sumó ayer Filipinas, con lo que el grupo creado en 2014, capitaneado por Estados Unidos, ahora cuenta con 75 miembros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico