Evacuaron ya a 1.000 personas en la devastada Alepo y Al Asad proclamó su "liberación"

La rendición marca el fin de cuatro años de control rebelde del este de Alepo, la segunda mayor ciudad de Siria, así como la victoria más importante del Ejército en casi seis años de guerra entre el gobierno del presidente Bashar Al Assad, y sus aliados Rusia e Irán, contra grupos insurgentes.
El presidente sirio, Bashar al Asad, felicitó a los sirios por la "liberación de Alepo" y dijo que la toma de la ciudad norteña tras casi cinco años de enfrentamientos con rebeldes marcará "un antes y un después" en Siria, en un video difundido por la agencia de noticias estatal siria SANA.
El presidente sirio Bashar al Asad felicitó a sus conciudadanos este jueves por la reconquista de Alepo, y aseguró que entre todos estaban "escribiendo la historia" tras la expulsión de los rebeldes de la segunda ciudad del país.
"Quiero asegurarles que lo que pasa hoy es historia, y todos los ciudadanos sirios la están escribiendo" declaró el jefe de Estado en un corto video colgado en la página Facebook de la presidencia.
"Con la liberación de Alepo, se dirá que la situación ha cambiado, no sólo para Siria, no sólo para la región, sino también para todo el mundo", dijo, sonriente, en el vídeo que parece haber sido filmado con un teléfono móvil.
Una caravana de ambulancias y colectivos con un primer grupo de heridos y otros civiles abandonó ayer el este de Alepo, en el inicio de una esperada evacuación y retirada del último enclave rebelde en esa devastada ciudad de Siria y en virtud de un renovado acuerdo entre varios actores del conflicto.
La evacuación es parte de un acuerdo de alto el fuego alcanzado esta semana por el cual la oposición armada aceptó abandonar Alepo ante una devastadora ofensiva aérea y terrestre del Ejército sirio y sus aliados que, tras varias semanas, terminó ayer de reconquistar por completo el este de la ciudad.
La rendición marca el fin de cuatro años de control rebelde del este de Alepo, la segunda mayor ciudad de Siria, así como la victoria más importante del Ejército en casi seis años de guerra entre el gobierno del presidente Bashar Al Assad, y sus aliados Rusia e Irán, contra grupos insurgentes que quieren derrocarlo.
En un video difundido por la agencia de noticias estatal siria SANA, Al Assad felicitó ayer a los sirios por la "liberación de Alepo" y dijo que la toma de la ciudad norteña marcará "un antes y un después" en Siria.
"La situación cambiará no solo en Siria o en la región, sino en todos los países del mundo; habrá un antes y después de Alepo, el tiempo se convertirá en historia", dijo el mandatario sirio.

GRAN EXITO PARA SIRIA

El presidente iraní, Hasan Rohani, congratuló al presidente sirio en una llamada telefónica por la reconquista de Alepo, a la que calificó de "gran éxito para Siria contra los terroristas y sus aliados", informó la agencia de noticias estatal iraní IRNA.
Sin embargo, Estados Unidos y sus aliados, que apoyan a grupos rebeldes que operaban en Alepo y desde hace años exigen un apartamiento de Al Assad para poner fin al conflicto, dijeron que la toma de la ciudad no era una victoria de Damasco y recalcaron la necesidad de un acuerdo político en Siria.
"No vemos ningún futuro para Assad en Siria; aun si doblega a la oposición en Alepo, atacar hospitales y restringir la ayuda humanitaria, no es una victoria", dijo el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, en rueda de prensa con el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, en Londres.
Cientos de civiles murieron y decenas de miles más abandonaron sus hogares en el este de Alepo por la campaña militar para retomar la ciudad, que comenzó en julio con un sitio y bombardeos y derivó en una incursión terrestre, desde el 15 de noviembre, que fue mermando la superficie dominada por los insurgentes.
Un vocero del Ejército ruso dijo que 20 colectivos y 10 ambulancias evacuarán a los rebeldes hacia zonas controladas por la oposición en la vecina provincia de Idleb, al oeste de la de Alepo.
El vocero agregó que el gobierno sirio había dado garantías de seguridad a todos los insurgentes que desearan salir de Alepo y que el Ejército ruso estaba monitoreando el proceso de evacuaciones con drones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico