Exoneraron a un profesor que ya estaba condenado

Es un docente de Informática de Puerto Madryn que reconoció los hechos con tres estudiantes. ATE y las víctimas tuvieron que visibilizar su reclamo para que lo echen.

Con un decreto, el gobernador Mariano Arcioni exoneró al docente Luis Omar Velázquez, exprofesor de la Escuela 703 “José Toschke” de Puerto Madryn. Tras la denuncia de una menor de 14 años, el profesor de Informática había sido condenado a 3 años de prisión condicional por dos casos de grooming y tenencia de material de explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. De esta forma culminó el sumario administrativo iniciado en 2018.

A fines de marzo C.C., madre de una de sus víctimas, junto con la Asociación Trabajadores del Estado, se habían movilizado a la Delegación Administrativa Seccional II para pedir su expulsión de la administración pública.

En 2018, la mujer denunció a Velázquez por acoso sexual vía redes sociales a su hija adolescente. “Descubro que este personaje estaba acosando a mi hija porque le ofrecía dinero a cambio de sexo”, relató la mujer.

Se inició una causa que derivó en un juicio abreviado. El profesor reconoció los hechos y en febrero de 2021 fue condenado. “Había muchas más víctimas pero no las pudieron identificar y otras no quisieron denunciar. Hay chicas que accedieron a encuentros sexuales con él a cambio de dinero. Eso es abuso y tienen que denunciarlo porque no prescribe. Por favor quienes hayan sido víctimas del profesor de la Escuela Politécnica, que lo denuncien”, pidió la mujer.

La mamá de la adolescente que sí hizo la denuncia gestionó ante el Ministerio de Educación, incluyendo a la ministra Ana Florencia Perata, para que esta persona fuera exonerada. Mientras el proceso avanzó, el profesor fue asignado a Delegación Administrativa, sin contacto con alumnos.

Pero hubo otro capítulo cuando en marzo la tía de la víctima, mientras estaba en la Escuela 124 “Tomás Espora”, sorprendió al hombre condenado trabajando, cuando en realidad no debía salir de la Delegación. No había dejado de cobrar un sueldo de más de 100 mil pesos. El episodio aceleró la exoneración, que sin embargo tuvo problemas administrativos por el incendio de documentación en Rawson.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico