Femicidio en Sarmiento: siete testigos declararon este jueves

En el marco de juicio por el femicidio de Lorena Piedras, siete testigos prestaron declaración contra el acusado Samuel Alcalá durante la segunda jornada de alegatos. Dos empleadas policiales y una profesional del Servicio de Protección de Derechos, relataron la situación ocurrida el 10 de mayo de 2019, cuando la hija adolescente de la víctima escapó de su casa luego de haber sido agredida físicamente por el imputado. La joven de 16 años fue encontrada por un móvil policial cuando caminaba por la ruta durante esa madrugada.

Además de esos tres testigos, este jueves también prestaron declaración una directiva del colegio al que asistía la menor de edad, dos peritos informáticos forenses integrantes del Equipo Técnico Multidisciplinario y de la Procuración General Adjunta de manera respectiva.

En tanto, una excuñada de Lorena Piedras, se conectó por vía remota desde Bahía Blanca. Su testimonio se basó en la dinámica familiar de la víctima y sus hijos cuando residían en esa ciudad.

Finalmente, se programaron los últimos tres testimonios para este viernes. En esa jornada, también se realizará la lectura de la prueba documental.

El tribunal del juicio está integrado por los jueces Alejandro Rosales (Circunscripción Judicial Sarmiento); Daniel Camilo Pérez (Circunscripción Judicial Sarmiento) y Gustavo Castro (Circunscripción Judicial Trelew).

El Ministerio Público Fiscal: Fiscal, como parte acusadora está representado por la fiscal jefe Andrea Vázquez y por la procuradora fiscal Marisol Sandoval.

Mientras, el imputado es representado por los abogados de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún y Marcelo Catalano.

EL CASO

El 10 de mayo de 2019, Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja Lorena Piedras, y la hija de esta, de 16 años. El grupo familiar residía en un complejo de departamentos ubicado en el barrio "Parque Patagonia".

Según los investigadores, a las 20:15, la adolescente comenzó a discutir con su padrastro, Samuel Alcalá. En este contexto, Piedras defendió a su hija. Ante ello, la reacción del acusado fue golpear a la menor de edad.

Como Piedras mantuvo la posición de defender de su hija, la respuesta de Alcalá –según la parte acusadora- fue tomar un arma blanca y apuñalar a la mujer. Finalmente, la adolescente logró escapar de su casa. Al salir al exterior de la vivienda, pidió auxilio a sus vecinos y a un móvil policial que pasaba por el lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico