Finalizaron los allanamientos con 9 detenidos y 15 armas secuestradas

Según confirmaron fuentes policiales a El Patagónico a los seis detenidos en el marco de la causa "ATR" se suman otros 3 adultos por infracción a la ley de estupefacientes. Cabe señalar que en 60 allanamientos además de electrodomésticos, prendas de vestir, dinero se secuestró droga y elementos de precisión que dan cuenta de una posible comercialización de estupefacientes.

Desde las 4 de la madrugada de este jueves personal de la Brigada de Investigaciones en conjunto con la colaboración de distintas áreas de la Policía de Chubut; entre ellas; Infantería, Canes, Drogas, GEOP, Operaciones y Motos, realizaron hasta el momento 60 allanamientos en diversos barrios de Comodoro Rivadavia.

La causa se desprendió del robo millonario, ocurrido en diciembre del 2017, en la Escribanía Reigada y otros delitos con la propiedad que eran investigados por el Ministerio Público Fiscal.

NUEVE DETENIDOS

Por orden de la juez Mariel Suárez, los allanamientos se desplegaron en los barrios; Centro, Máximo Abásolo y su Extensión, Ñiaco, 1.008 Viviendas, Cerro Solo, Ceferino Namucurá y kilómetro 15 de Comodoro Rivadavia.

La Dra. Suárez indicó que si bien se autorizó la detención de siete personas, hasta ahora se logró la aprehensión de seis de ellas, el séptimo un menor de edad aún se encuentra prófugo.

En los procedimientos, en los que participaron unos 250 efectivos y finalizaron alrededor de las 15:30 horas, se logró secuestrar 600 mil pesos, 15 armas de fuego de diversos calibres, municiones, documentación, dos automóviles y equipos electrónicos.

Además se procedió a la detención de 3 sujetos que no estaban mencionados con la investigación, pero están vinculados al secuestro de drogas, elementos como balanzas, numerosas plantas de marihuana en invernadero y droga fraccionada que fue hallada en el marco de los allanamientos.

Cabe señalar que la causa, a cargo de la Brigada de Investigaciones, llevaba varios meses de trabajo y los detenidos, según indicaron a El Patagónico, están involucrados en varios robos domiciliares simples y agravados, aunque para no entorpecer la investigación no se brindaron sus identidades.

EL ROBO A LA ESCRIBANIA REIGADA

El comienzo de 2018 deparó una desagradable sorpresa para los propietarios de la Escribanía Reigada luego de enterarse del cuantioso robo perpetrado en sus oficinas de Rivadavia y 9 de Julio, en pleno centro de Comodoro Rivadavia. Allí guardaban 1.360.000 de pesos y 7.000 dólares.

Según la información a la que accedió El Patagónico, personal policial de la Seccional Primera salió a efectuar una recorrida antes de que terminara 2017 y se encontró con semejante golpe delictivo. Eran las 23:30 del domingo 31 de diciembre cuando en la mayoría de los hogares comodorenses esperaban la llegada del nuevo año.

Los uniformados advirtieron que la puerta de acceso al edificio por calle 9 de Julio estaba abierta, con la particularidad que había sido forzada. Al subir las escaleras hasta el primer piso, donde funciona la escribanía, se encontraron con que las cajas fuertes estaban cortadas con amoladoras.

A partir de esa hora comenzaron las actuaciones para detectar las evidencias que pudieran haber dejado los delincuentes, dado que tuvieron que trabajar un tiempo considerable con máquinas para poder abrir las cajas fuertes.

La Brigada de Investigaciones tomó conocimiento del millonario robo y comenzó con las tareas para recolectar registros de cámaras de seguridad.

A la vez, secuestraron un par de lentes de protección para el trabajo con herramientas y una barreta, elementos que dejaron abandonados los ladrones en el lugar.

Se presume que los delincuentes, que serían al menos dos, perpetraron el golpe entre la madrugada del sábado y el domingo cuando funcionaba el boliche bailable lindante a la escribanía. Durante esa hora los ruidos de las amoladoras no habrían sido escuchados por vecinos de los alrededores.

Todavía no está determinado en cuál de las dos noches fue que ingresaron los delincuentes, quienes tuvieron que acceder con máquinas, alargues, discos de corte y otras herramientas para poder abrir las cajas fuertes. Al parecer, tenían el dato que allí guardaban esa abultada suma de dinero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico