Fracasó una audiencia del caso de Lorena Paredes porque no notificaron al agresor

Desde la Oficina Judicial intentaron informar esta mañana a Luís Vidal, pero el sujeto estaba cumpliendo tareas laborales y no había forma de que se diera por anoticiado. La audiencia de constitución de querella se pospone hasta el viernes.

En horas de la mañana del lunes se realizó en sede de los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de constitución de querellante en la causa por lesiones leves agravadas y amenazas que tiene como imputado a Luis Rubén Vidal. Finalmente la jueza penal resolvió suspender la audiencia y ordenar a la Oficina Judicial que “se fije nueva audiencia para el próximo viernes, después de las 11:00 horas”.

La audiencia fue presidida por Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general. La pretensa querella fue ejercida por Roza González; en tanto que la defensa del imputado –no presente- estuvo a cargo de Ricardo Amado, de la Defensa Pública.

En un primer momento la jueza explicó que la presente audiencia se fija en virtud que la anterior del viernes pasado ha fracasado, no se ha cumplido con los requisitos que prevé la Ley. Faltó el Poder especial de representación como querellante, o bien la presencia física de la víctima en la audiencia, recordó la jueza.

En la fecha no se pudo diligenciar la cédula de notificación; asimismo desde la Oficina Judicial aseguraron que en el transcurso de la mañana se comunicaron con la madre del imputado y les refirió que “ya había salido a trabajar y que no tenía contacto con él para avisarle que hoy a las 10.00 horas tenía la audiencia”.

Finalmente la jueza penal resolvió suspender la audiencia y ordenar a la Oficina Judicial que “se fije nueva audiencia para el próximo viernes, después de las 11:00 horas a los mismos fines y efectos” que la presente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico