Funcionarios fiscales tratan nuevas estructuras de funcionamiento

El encuentro de trabajo se desarrolló ayer por la mañana entre el Procurador General Adjunto, Emilio Porras Hernández, el fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi, y funcionarios fiscales.

El encuentro de trabajo se desarrolló ayer por la mañana entre el Procurador General Adjunto, Emilio Porras Hernández, el fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi, y funcionarios fiscales. Se trataron diversos temas relacionados con la policía, el Cuerpo Médico Forense y la nueva estructura fiscal por especialidad.

Porras Hernández presentó las “Reglas mínimas de coordinación de actividades entre el Equipo Técnico Multidisciplinario y la agencia policial para la investigación de actos delictivos”.

Entre los puntos centrales del instrumento se establece “que el manejo de la escena del crimen es una parte importante en la investigación, que en la actualidad está absolutamente tecnificada, pero ello no releva ni sustituye la labor más amplia del funcionario judicial interviniente en su hacer investigativo”, explicó Porras Hernández.

En otra mesa de trabajo, el procurador adjunto aprobó un instrumento con el objeto de fijar “pautas generales de trabajo para ser más ágiles y efectivos” en la persecución penal, así como en el aprovechamiento racional del recurso material y humano.

En la actualidad el Ministerio Público Fiscal tiene por ejemplo la capacidad técnica para abordar la escena del crimen en un caso particular desde el primer momento, y potencialidad científica para analizar la evidencia.

El objetivo del instrumento es “el aprovechamiento racional de los recursos humanos y materiales existentes que permitan llevar adelante investigaciones eficaces y ágiles al tiempo de aumentar el número de respuestas del universo de casos que afectan a la comunidad”, sostuvo el funcionario judicial.

En dichas reglas se establecen competencia del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM) local por grado de intervención: pericial, de coordinación de la escena del crimen y de análisis de la evidencia recolectada en la escena del crimen. También de asesoramiento.

Los profesionales del ETM se ocuparán también en otros tipos de delitos o cuando se encuentre comprometida la responsabilidad de un funcionario de la fuerza de seguridad. En otros casos actúan por especialidad o incumbencias técnicas dividiéndose en el área Criminalística, Laboratorio de Investigación Forense (LIF) e Informática.

El equipo de profesionales aplica sus conocimientos en pericias accidentológicas, balísticas y documentológicas; mecánica del hecho y pericias sobre imágenes, mientras el LIF se encarga de estudios histopatológicas, toxicológicas y genética. Y los técnicos de Informática analizan dispositivos móviles, cruce de datos, sistemas de archivos e imagen digital.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico