Gatica será juzgado con el resto de los acusados

El Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia le negó al contador Federico Gatica la posibilidad de ser juzgado en ese fuero por lavado de dinero. El profesional es uno de los acusados en la causa "Embrujo", sospechado de "blanquear" las fortunas que generaban Diego Correa y sus secuaces.

Ya se habían expresado en el mismo sentido el fiscal Fernando Gélvez, el juez Hugo Sastre y la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. Ahora fue el Tribunal Oral Federal (TOF) de Comodoro Rivadavia el que rechazó el pedido de inhibitoria de Javier Patricio Romero, defensor del contador Federico Gatica, imputado por lavado de dinero.

El abogado insiste con que el delito de lavado de activos por el cual está imputado su cliente debe ser juzgado por el fuero federal y no por la justicia provincial. Pero con el fallo del TOF ya acumula cuatro reveses contando al fiscal Fernando Gélvez, el juez Hugo Sastre y la Cámara de Apelaciones de esta ciudad.

Según publica diario Jornada, los jueces Enrique Guanziroli y Nora Cabrera de Monella consideraron que la causa Embrujo “se encuentra a todas luces más avanzada” y si el TOF reclama la competencia “significaría retrotraer el proceso a etapas superadas, con el consiguiente agravio del derecho de defenderse del justiciable y una grave dilación en detrimento del servicio de justicia, menoscabándose una rápida y expedita resolución de la situación procesal, no solo del incidentista sino de todos los demás consortes de causa que sin cuestionamiento alguno aceptaron la competencia de la justicia local”.

En este escenario, el pedido del defensor de Gatica “no tendrá favorable acogida, pues es evidentemente extemporáneo”.

“Su aceptación sería contraproducente y atentaría con los principios de celeridad y economía procesal, afectando de grave manera el derecho de defensa en juicio y debido proceso de los justiciables”, concluyeron.

PRESO EN LA COMISARIA

En otro orden, los jueces Alejandro Soñis, Ricardo Rolón y Marcela Pérez decidieron mantener la prisión preventiva en la Alcaidía Policial de Trelew para Gatica y en la Comisaría 2ª para Diego Lüthers. Sus defensores habían pedido el arresto domiciliario, en especial por el “impacto emocional” sobre sus familias.

Por primera vez desde su detención, Gatica pidió la palabra. Aclaró que nunca entorpeció la investigación. “Cuando tuve contacto en ese momento no era ni investigado ni las personas con las que hablé eran testigos; yo desconocía si hablaba con alguien o no; si tenía que ver con un entorpecimiento. Incluso cuando tuve el primer allanamiento en el estudio les di información a los contadores que estaba digitalizada, brindé información que de hecho no iban a encontrar si la buscaban en papeles”.

En cuanto al problema de salud de su hijo, el contador le dijo al tribunal que “no voy a hacer visitas de salud para verlo a él sino que voy a participar activamente” para su tratamiento, añadiendo que ya debió cambiarlo de colegio.

“Mi intención es estar con él para que no se agrave su situación”. Con el resto de su familia y los profesionales “hacemos todo lo posible pero no alcanza”. Como además se intensificaron las audiencias y el joven tiene su propia agenda de actividades, “se achica el tiempo en el cual lo puedo ver y no tengo forma de contribuir a su salud o a que corra riesgo con alguna situación de agravamiento si no estoy con él”.

“Es cierto que estuve dos meses, del 20 de diciembre al 14 de febrero, con traslados que no tenían custodia, pero no es que no hice algo para no perder el beneficio, sino que pienso y trato de ayudar para que mi hijo no caiga en una situación más delicada de la que ya está”, dijo quien fuera de los últimos involucrados en ser detenidos luego de que estallara la causa el 7 de marzo del año pasado. Gatica fue apresado al retornar de sus vacaciones en Playa del Carmen, México.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico