Hallan muerta a rapera y detienen a su expareja

Paula Giménez, de 21 años, fue hallada sin vida en su casa por un amigo. Si bien en un principio se habló de un suicidio, la causa fue caratulada como muerte dudosa y detuvieron a su expareja.

El hecho se conoció el viernes y en un principio en las redes sociales hablaban de que la joven artista de 21 años se había quitado la vida, pero luego salieron a la luz unos posteos del 15 de diciembre, que hizo en su cuenta oficial de Instagram y de Twitter, donde afirmaba que "tenía miedo" y que “sabía que algo le podía pasar”. En tanto, su entorno afirmó que su expareja la había amenazado en reiteradas oportunidades.

El Juzgado de Instrucción número 3, a cargo de Fernando Verón, que lleva adelante la investigación cambió la carátula de la causa de “Suicidio” a “Muerte dudosa”, y en las próximas horas se dispuso realizar una autopsia para especificar la causa del deceso. Desde el entorno familiar de Paula Giménez sostuvieron: “Sólo queremos la reconstrucción de sus últimas horas y aportar a la justicia toda la información posible”.

Hasta donde se pudo reconstruir, Paula Giménez había estado en un reunión y habría llegado a su domicilio alrededor a las 4:30 del viernes junto a su expareja, Franco N., quien se retiró del lugar a las 7 de la mañana, de acuerdo a la declaración de un vecino.

Siendo aproximadamente 7:15 un amigo de los jóvenes, identificado como Rodrigo T., recibió un llamado de Franco, donde le solicitaba que fuera hasta la casa de Paula (que vivía enfrente de la suya). En ese momento, Rodrigo encuentra a la rapera muerta con un cable en su cuello, por lo que pide ayuda inmediatamente.

Franco N. fue detenido por averiguación de antecedentes y para tomarle declaración indagatoria. Ahí se pudo establecer que hace 6 meses que no estaba en pareja con Paula y que ella fue amenazada en reiteradas oportunidades por él.

Por su parte, el chico de 21 años aseguró que cuando se retiró del domicilio, Paula le mandó mensajes “pidiéndole que vuelva o se haría daño”.

De hecho aportó una serie de fotos que habrían sido enviadas por la música –a la que en el ámbito del rap de Posadas se conocía como “Gemma” o “Chiny”-, en dónde se veía un cuchillo y otra formando una horca con un cable eléctrico, y fue en ese momento cuando Franco llamó al amigo porque temía por la vida de su ex pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico