Hamas anuncia que disolverá su gobierno en Gaza y apuesta a la unidad palestina

En un histórico paso hacia la reconciliación de las fuerza palestinas, Hamas anunció ayer que aceptará el pedido de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de disolver el Comité Administrativo con el que el grupo islamista gobierna la Franja de Gaza desde 2016 para convocar a elecciones generales en el corto plazo.

"Hamas disuelve el Comité Administrativo e invita al gobierno de consenso del primer ministro Rami Hamdala a venir a la Franja de Gaza de inmediato para llevar a cabo su misión y su deber", dice la nota emitida en El Cairo ayer a la madrugada por el movimiento islamista.
Este anuncio llega ocho días después de que comenzaran las conversaciones entre dirigentes del movimiento islámico y altos cargos de la inteligencia egipcia en El Cairo, rondas en las que también se sumaron una delegación de Al Fatah enviada por el presidente palestino Mahmud Abbas el pasado viernes.
A través de Azam al Ahmad, uno de los miembros del Comité Central involucrado en los intentos de reconciliación, Al Fatah recibió positivamente la noticia y adelantó que ahora se espera una reunión entre ambas fuerzas políticas, según declaraciones que hizo a la agencia oficial palestina Wafa.
De esa manera, Fatah le dio oficialmente la bienvenida al anuncio de Hamas aunque no precisó cuándo ni dónde se concretará el encuentro bilateral.
Lo cierto es que la relación entre las dos principales fuerzas políticas palestinas estaba fracturada desde hace más de una década, cuando Hamas llegó al poder en la Franja de Gaza en unas elecciones que la comunidad internacional nunca reconoció.
En mayo de 2011, el presidente Mahmud Abás y el exjefe de Hamas, Jaled Meshal, firmaron en El Cairo un acuerdo de reconciliación que incluía la formación de un gobierno de unidad que preparase las elecciones generales en los siguientes seis meses, sin embargo ninguna de las partes logró implementarlo por discrepancias entre ambos.
Por eso, en marzo de 2016, Hamas decidió crear el Comité Administrativo, que servía como herramienta de gestión de la Franja de Gaza, lo que fue rechazado por el presidente palestino Mahmud Abbas, que profundizó las medidas contra el gobierno gazatí.
El oficialista Al Fatah consideraba a ese Comité como un gobierno en las sombras, por lo que lo sometió a un feroz ajuste que implicó la jubilación anticipadas de más de 7.000 trabajadores públicos, la reducción del 30% de los salarios de los funcionarios y dejó de pagar los servicios eléctricos.
Ahora, Hamas dice estar preparado para responder a la invitación egipcia de reanudar el diálogo con el partido Al Fatah sobre cómo materializar los Acuerdos de Reconciliación que ambas partes alcanzaron en El Cairo en mayo de 2011.
El comunicado del movimiento islamista, estructurado en cuatro puntos, señala también que aceptó convocar elecciones generales, presidenciales y legislativas en los territorios palestinos, es decir, en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, territorios donde desde 2005 y 2006 no se celebran elecciones presidenciales y legislativas, respectivamente.
El tercer punto del escrito anuncia que el movimiento islamista "acuerda celebrar elecciones generales", que no se realizan en los territorios palestinos por los contrapuntos permanentes entre Al Fatah y Hamas, que no lograron ponerse de acuerdo para celebrar comicios simultáneamente en Cisjordania y Gaza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico